La lía tras entrar en un súper sin mascarilla y acaba detenido por otros tres delitos esa misma tarde

·2 min de lectura

Una llamada al 091 por parte de los empleados de un supermercado de A Coruña (Galicia) por el comportamiento violento de un cliente que quiso entrar sin mascarilla en el establecimiento acabó destapando la tarde delictiva de este hombre, detenido como sospechoso de tres robos (uno de ellos fallido) perpetrados en las horas previas. Según publica el diario local La Opinión, el detenido cuenta con numerosos antecedentes y tras pasar a disposición judicial se encuentra en prisión provisional.

La Policía acudió al aviso de un altercado en un supermercado y acabó relacionándolo con tres robos, uno de ellos fallido. (Foto: Getty Images)
La Policía acudió al aviso de un altercado en un supermercado y acabó relacionándolo con tres robos, uno de ellos fallido. (Foto: Getty Images)

Los hechos se produjeron el pasado 18 de enero. Al entrar en el establecimiento el hombre, de 49 años, no llevaba la mascarilla puesta y una empleada le pidió que se la pusiese para poder acceder. Su reacción fue la de emprenderla a golpes con la mampara que se usa como protección en la caja. “Todo ello mientras gritaba alterado y amenazaba a todos los empleados presentes”, ha comentado la Policía Nacional.

Una vez que estaba fuera del súper los trabajadores cerraron la puerta de la entrada para evitar que volviese a entrar y llamaron a la Policía. Desde el exterior, el a la postre detenido mantuvo su actitud violenta contra dicha puerta que, al ser de cristal, logró romper tras lanzar una papelera contra ella. Después se fue de allí. Fue localizado poco después por los agentes gracias a la descripción facilitada por los empleados del supermercado.

Cuando ya lo habían detenido e identificado, fueron descubriendo la cantidad de incidentes en los que se habría visto involucrado esa misma tarde. Su descripción se correspondía con la dada en el caso de una mujer a la que intentaron robarle el bolso y que fue arrastrada varios metros hasta que varios viandantes la ayudaron. Su atacante huyó del lugar dejándola con heridas en las rodillas y el hombro.

También fue relacionado con un robo en una tienda de venta de material para la pesca submarina, de donde se habría llevado, tras romper el escaparate, tres fusiles con arpones y dos cuchillos. Un testigo lo identificó además de aportar las imágenes que grabó del robo en el que se le veía. También dio a la Policía la ubicación donde había escondido lo robado. El material pudo ser recuperado. Además, allí encontraron pruebas de que podría haber perpetrado otro robo.

Este cuarto delito en una misma tarde sería el de un robo en un vehículo. Alguien había roto la ventanilla del coche, aparcado en la calle, y sustraído documentación y objetos de su interior que fueron encontrados en el escondite junto con los fusiles y los cuchillos de pesca.

EN VÍDEO | Anciana ahuyenta ladrones de gallinas torpes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente