Por qué la superficie de la Luna permitiría vehículos flotantes como en Star Wars

·4 min de lectura
El vehículo flotante de Luke Skywalker en Star Wars podría ser realidad... en la Luna
El vehículo flotante de Luke Skywalker en Star Wars podría ser realidad... en la Luna

La ciencia ficción nos ha proporcionado docenas de naves espaciales tan increíbles e imaginativas que muy pocas poseen las bases físicas para convertirse en realidad algún día. No obstante, entre esta miríada de cargueros, cazas de combate y transportes estelares sí hay algunos que cuentan con el soporte científico suficiente para, al menos, contemplar un diseño en un futuro no muy lejano. Es el caso del vehículo flotante de Luke Skywalker en Tatooine, una especie de deportivo descapotable que parece aprovechar la fuerza electromagnética para desplazarse por las dunas de aquel desértico planeta. Curiosamente, la superficie de nuestra propia Luna podría ser de utilidad para desarrollar un vehículo similar. Esta es la idea que un equipo de ingenieros del prestigioso MIT está probando un vehículo capaz de levitar y explorar algún día la Luna, asteroides y en general, cuerpos planetarios sin aire.

Las características propias de nuestro satélite ofrecen algunas curiosidades interesantes. Todos conocemos que en la Luna la gravedad es un sexto que la de la Tierra, también sabemos que no posee una atmósfera densa y por tanto no hay aire o viento. Pero junto a estos datos populares, existe un hecho menos conocido: el polvo lunar, también conocido como regolito, está cargado de manera natural. Los cuerpos sin atmósfera como nuestra Luna no cuentan con un escudo frente al bombardeo regular de todo tipo de objetos que, con el tiempo, terminan pulverizando su superficie. Sin atmósfera, ese polvo además está expuesto a un constante flujo de partículas solares cargadas. Esta carga electrostática natural fue una queja constante de los astronautas del programa Apolo que sufrieron de primera mano cómo el polvo lunar se les adhería a todo.

Pero ese mismo polvo lunar que molestaba tanto a Neil Amstrong y compañía, podría terminar siendo una ventaja en el desarrollo de vehículos capaces de aprovechar esa carga natural para levitar y desplazarse sin tocar el suelo, algo que resultaría muy útil en cuerpos y asteroides con superficies rugosas, en las que otro tipo de Rover podría atascarse. 

Concepto de Rover flotante presentado por el MIT
Concepto de Rover flotante presentado por el MIT

El concepto presentado por el MIT se asemeja a un platillo volador, en forma de disco, que utiliza pequeños rayos de iones para cargar el vehículo y aumentar la carga natural de la superficie. El efecto está diseñado para generar una fuerza de repulsión entre el vehículo y el suelo, de una manera que requiere muy poca potencia.

En un estudio de factibilidad inicial, los investigadores muestran que tal impulso de iones debería ser lo suficientemente fuerte como para levitar un vehículo pequeño, de aproximadamente un kilogramo de peso, en la Luna y asteroides similares como Psyche. Las pruebas iniciales muestran que el concepto es físicamente posible. El equipo del MIT construyó un pequeño prototipo de prueba, con un peso de unos 60 gramos, equipado con dos propulsores de iones. El vehículo se desplazó suspendido sobre una superficie de aluminio equipada con dos resortes calibrados para compensar la gravedad de la Tierra y una varilla de tungsteno para medir cuánta fuerza producían los propulsores cuando se disparaban. Finalmente se colocó dentro de una cámara de vacío para simular un entorno sin aire, y el equipo aplicó diferentes voltajes a los propulsores para calcular la altura que podría alcanzar el vehículo.

Los datos del estudio no permiten un vehículo de transporte como en Star Wars pero sí podría desarrollarse un Rover de exploración dotado de diferentes herramientas y microcámaras. La tecnología actual nos proporciona una gran variedad de instrumental científico miniaturizado que podía incorporarse en ese pequeño vehículo flotante. “Pensamos en usar esto como las misiones Hayabusa que fueron lanzadas por la agencia espacial japonesa", explica Oliver Jia-Richards, del Departamento de Aeronáutica y Astronáutica del MIT. “Del mismo modo, creemos que una futura misión podría enviar pequeños rovers flotantes para explorar la superficie de la Luna y otros asteroides”.

Vídeo | Disco de hielo: así es el fenómeno natural extraordinario que se confunde con la luna llena

Más historias apasionantes sobre espacio en Yahoo:

El láser más avanzado de NASA descubre nuevos lagos ocultos bajo la Antártida

Un satélite chino derribado por un cohete ruso y el preocupante futuro espacial

Naves remolcadoras para limpiar la chatarra espacial

Referencias y más información:

Jennifer Chu “MIT engineers test an idea for a new hovering rover” MIT News Office

Matt Williams “The Surface of the Moon is Electrically Charged, Which Could Allow a Hovering Robot to Explore it” Universe Today

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente