Sunak reintroduce la prohibición del 'fracking' que había levantado Truss

Rishi Sunak, ayer, presidiendo su primer Consejo de Ministros, en Downing Street. (Photo: WPA Pool via Getty Images)
Rishi Sunak, ayer, presidiendo su primer Consejo de Ministros, en Downing Street. (Photo: WPA Pool via Getty Images)

Rishi Sunak, ayer, presidiendo su primer Consejo de Ministros, en Downing Street.  (Photo: WPA Pool via Getty Images)

El nuevo primer ministro del Reino Unido, Rishi Sunak, ha anunciado que volverá a prohibir la extracción de hidrocarburos por fractura hidráulica (fracking), un veto que su antecesora al frente del Gobierno, Liz Truss, había levantado.

En su primera sesión de control al Ejecutivo en el Parlamento como primer ministro, Sunak aseguró que mantendrá en ese terreno las promesas del programa electoral con el que su compañero de partido Boris Johnson ganó las últimas elecciones generales, en 2019, que defendía una moratoria para todos los proyectos de fractura hidráulica. Un portavoz de Downing Street, su despacho oficial, confirmó más tarde que el primer ministro va a reintroducir esa moratoria.

Truss, que dimitió la semana pasada como jefa de Gobierno, había levantado ese veto para tratar de reducir la dependencia energética exterior del Reino Unido, aunque aseguró que sólo se iniciarían perforaciones en zonas donde se tuviera el beneplácito de los residentes locales.

Precisamente una votación sobre esos planes energéticos de Truss fue uno de los últimos desencadenantes de la caída de su Ejecutivo.

La noche antes de verse forzada a dimitir, una revuelta de decenas de diputados tories que no querían dar su apoyo el regreso del fracking sembró el caos en la Cámara de los Comunes, donde algunos diputados acusaron de “acoso” a los responsables de disciplina parlamentaria conservadores.

Qué es el ‘fracking’

El fracking o fracturación hidráulica es un método de extracción de combustibles fósiles, sobre todo gas y petróleo, de formaciones muy poco permeables en el que se emplea la inyección de grandes cantidades de agua y productos químicos. Primero, el agua se encarga de fracturar las rocas en las que se encuentra atrapado el gas natural o el petróleo o el recurso que se busque. La arena se encarga de que las rocas no se vuelvan a juntar hasta que el proceso haya finalizado y varias sustancias químicas son las responsables de disolver los materiales para liberar el gas. Una vez se ha llevado a cabo este proceso, el agua con arena y químicos vuelve a la superficie, pero esta vez también con el petróleo o el gas natural extraído.

El proceso de fracturación hidráulica de un pozo plantea importantes preocupaciones ambientales, entre las que se encuentran el alto uso de agua, el uso de productos químicos tóxicos de consecuencias poco claras, la contaminación del suelo, las aguas superficiales y subterráneas, las preocupaciones sobre la salud humana, los impactos en la calidad del aire y los problemas de eliminación de desechos peligrosos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR