Suministros petroleros de Venezuela aumentan 84%

Lucia Kassai
·3 min de lectura

(Bloomberg) -- Los inventarios de crudo venezolano han aumentado 84% en las últimas tres semanas, ya que la amenaza de sanciones estadounidenses aleja a los compradores de la materia prima más importante del país. Eso aumenta el riesgo de que la estatal PDVSA tenga que comenzar a cerrar la producción nuevamente, y es la última señal de que la industria petrolera de Venezuela está al borde del colapso.

El puerto de José, la principal puerta de entrada de las exportaciones de petróleo del país, ha estado vacío durante una semana debido a que los importadores de crudo venezolano, incluidas la India Reliance Industries Ltd, la española Repsol SA y la italiana Eni SpA omitieron compras de petróleo este mes, según informes internos vistos por Bloomberg. El mes pasado, las tres empresas consumieron un total de 9,7 millones de barriles, lo que representa más de la mitad de las exportaciones de septiembre.

El petróleo almacenado en la terminal de José y las instalaciones cercanas, conocidas como mejoradores, casi se duplicó a 10,6 millones de barriles desde fines de septiembre, revirtiendo una caída de 3 meses. En estos niveles, los inventarios están peligrosamente cerca de los volúmenes que en el pasado llevaron a la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela SA, a cerrar pozos porque no tenía ningún otro lugar para almacenar su crudo.

Si bien las sanciones de EE.UU. han paralizado el comercio de exportación de petróleo de Venezuela, los llamados intercambios de crudo por diésel entre PDVSA y refinerías asiáticas y europeas se permitieron por razones humanitarias. Según informes de agosto, la Administración Trump estaba considerando medidas adicionales para cortar estas transacciones de combustible restantes. El mes pasado, Reliance compró 12 millones de barriles de petróleo canadiense, posiblemente un precursor de un alejamiento más permanente de Venezuela.

La Administración Trump se está concentrando en los intercambios de diésel porque se está quedando sin opciones para presionar al régimen del presidente Nicolás Maduro. El mes pasado, un influyente funcionario de la Administración Trump se reunió en secreto con un representante Maduro en Ciudad de México en septiembre para tratar de negociar la salida pacífica del poder del líder venezolano.

La última vez que se cargó un petrolero en la terminal de José fue el 16 de octubre, según datos de seguimiento de barcos. No hay otros barcos programados para el resto del mes, según muestran los informes preliminares vistos por Bloomberg. Ese es un fuerte contraste con hace 3 años, cuando la terminal cargaba un barco cada 17 horas.

Con las grandes refinerías europeas e indias fuera del mercado venezolano, empresas poco conocidas como Retino Maritime, Kalinin Business, Xiamen Logistic Grass y Wanneng Munay se han hecho cargo, según muestran los informes internos. En conjunto cargaron hasta ahora 4,6 millones de barriles de petróleo, muy lejos del nivel de septiembre, cuando las cargas sumaron 17,4 millones de barriles.

Nota Original:Latest Sign of Venezuela’s Oil Collapse Is 84% Surge in Supplies

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.