Las empresas estarán obligadas por ley a revelar el salario antes de la entrevista de trabajo

·3 min de lectura

Una de las prioridades políticas de la actual presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, es la de atajar la brecha de género en los sueldos dentro de la UE y ya se han puesto a trabajar en ello con una propuesta sobre transparencia retributiva de la que informa El Economista encaminada en ese sentido. Una de las ideas es la de obligar a las empresas a que informen a los candidatos a un puesto del salario antes de las entrevistas de trabajo.

La Comisión Europea trabaja en una nueva normativa de mayor transparencia salarial. (Foto: Getty Images)
La Comisión Europea trabaja en una nueva normativa de mayor transparencia salarial. (Foto: Getty Images)

La Sección Sexta de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación (RAJYLE), según publica el citado diario económico, está debatiendo ya sobre esta nueva normativa laboral orientada a acabar con la brecha de género y dar una mayor protección a los trabajadores en cuanto a igualdad salarial se refiere. En palabras de la vicepresidenta Carmen Calvo, que inauguró la ponencia, “no hemos alcanzado la igualdad plena material de facto para remontar toda una historia de desigualdad”. Y esta norma está encaminada a lograrlo.

Una de las novedades que quiere introducir es una mayor transparencia salarial en todo el territorio europeo. A día de hoy es frecuente que las ofertas de trabajo no incluyan la horquilla de salario en la que se mueve el puesto a cubrir. Muchas veces, incluso, este no se menciona hasta que se avanza en el proceso de selección. Es decir, que el aspirante a un puesto se postula sin saber cuál será su retribución en el caso de ser elegido. Lo cual, en alguno casos, puede acabar con un candidato pasando las pertinentes pruebas y rechazando el puesto finalmente debido al salario.

Esta propuesta europea borraría ese escenario al obligar a las empresas a comunicar el sueldo o la horquilla del mismo a los aspirantes antes de entrevistarles. Con esta medida, se ahorra tiempo y, a la vez, se trabaja en acabar con la brecha de género ya que se otorga, además, al trabajador el derecho a poder pedir información sobre la retribución desglosada por sexo y categorías laborales, como señala El economista.

Otra de las novedades que introduciría sería la de que los empleadores no pueden pedir a los candidatos de un proceso de selección su historial salarial. Por otro lado, en los casos de discriminación salarial la víctima tendrá derecho a una indemnización y será la empresa quien tenga que probar que no se ha dado esa discriminación y no a la inversa. 

Otro de los puntos de esta nueva normativa laboral que apuesta por la trasparencia es que a los reincidentes en una infracción se les impondrá una sanción. Este punto aún está en estudio y la Comisión Europea debe establecer una tabla con cuál será el importe y la sanción en cada supuesto. 

En Business Insider señalan que esta directiva laboral europea completa la normativa de registro salarial aprobada en España en octubre y cuyo plazo de adaptación acabó en abril. Esta estipula que las empresas de más de 50 empleados deben contar con un registro salarial y auditorias en aras de la igualdad en los sueldos. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística sobre la brecha salarial en España, de 2018, reflejaban que esta era del 28,7%.

EN VÍDEO | El liderazgo femenino "será imparable", según la rectora de la Universidad de La Sapienza