Esta septuagenaria india acumula 25 años de viajes y aventuras

·3 min de lectura

La doctora Sudha Mahalingam decidió romper moldes y con lo que dictaban las normas sociales de su India natal y desde hace varias décadas se lanzó a la aventura de viajar, muchas veces en solitario. Pero no de cualquier forma o haciendo turismo al uso, sino en busca de la aventura y saliéndose de las rutas y guías marcadas. Ahora, a sus 70 años, confiesa sus planes para seguir haciéndolo en cuanto se levanten las restricciones por la pandemia y ha contado algunos de sus recuerdos de 25 años de viajes a CNN. En un cuarto de siglo ha visitado 66 países.

Además de una viajera incansable y aventurera, Sudha Mahalingam (a la izquierda) es especialista en energías. (Foto: Vipin Kumar/Hindustan Times via Getty Images)
Además de una viajera incansable y aventurera, Sudha Mahalingam (a la izquierda) es especialista en energías. (Foto: Vipin Kumar/Hindustan Times via Getty Images)

Al principio los viajes los hacía con su marido, al que acompañaba en sus desplazamientos de trabajo. Él acudía a reuniones y la invitaba a contratar un guía y conocer el lugar por su cuenta mientras él estaba ocupado. Pero a ella nunca le gustó eso de seguir el camino marcado. Dice en su entrevista con la citada cadena que no se estresa fácilmente y que le ha pasado de todo: desde que la disparen a problemas burocráticos por no haberse puesto las vacunas correspondientes. 

“Los tours empaquetados son tan predecibles. Te muestran lo que quieren mostrar, no lo que tú quieres ver”, comenta esta ahora septuagenaria que abandonó el periodismo para dedicarse a la investigación energética. Un cambio de profesión que le dio un empujón a su pasión por las aventuras y los viajes ya que la invitaban a dar conferencias por el mundo. 

Con su experiencia en estos años ha escrito un blog llamado Footloose Indian y escrito un libro titulado Los dioses de los viajes deben estar locos. De entre esos incidentes vividos en sus muchos viajes recuerda cuando llegó a República Checa sin visa, lo difícil de encontrar comida vegetariana en China, cuando se quedó atrapada dentro de un monumento en Irán o la dispararon. 

Aquello ocurrió en un viaje a Cachemira que recuerda, pese a eso, que “no fue particularmente estresante, pero resultó ser muy diferente de lo que uno hubiera anticipado. En retrospectiva, todo es divertido. El conductor conducía como un loco y nos dispararon. Las balas habían pasado el coche y una golpeó el guardabarros. Yo estaba agachada en la parte de atrás y en realidad me estaba riendo. No me di cuenta de la seriedad de eso. Fue emocionante”.

Normalmente hace los viajes sola, aunque en ocasiones va acompañada de amigos. Es una experiencia que recomienda a todo el que pueda permitírselo porque, como se desprende de sus anécdotas, no son viajes económicos. 

En este año y medio de pandemia en el que no ha podido viajar fuera de India se ha dedicado, cuando las restricciones lo permitían, a recorrer su país por carretera. Su plan para cuando sea posible navegar en un yate Clipper. “Hace algunos años, conocí al equipo Clipper en Belfast, Irlanda del Norte, y mientras todavía estoy en forma y puedo, me gustaría hacer una etapa de la Clipper Round the World Race”, avanza sobre sus planes.

EN VÍDEO | España recibe unos 4,4 millones de turistas extranjeros en julio, un 78 % más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente