El sube-baja de Fernando Alonso y Carlos Sainz comparte un mismo origen

·4 min de lectura
Alonso y Sainz han tenido carreras muy distintas gracias a las decisiones de sus respectivos equipos. (Photo by Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images)
Alonso y Sainz han tenido carreras muy distintas en Zandvoort gracias a las decisiones de sus respectivos equipos. (Photo by Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images)

Si Fernando Alonso (6º) ha gozado de una de las mejores carreras del año en el Gran Premio de los Países Bajos, Carlos Sainz (8º) ha tenido una tarde para olvidar cuando a nivel de pilotaje no se le puede reprochar nada. El origen de estas dos sensaciones tan contrapuestas se encuentra en el mismo punto: la estrategia y el papel del equipo. Alpine ha estado acertado en todo momento, mientras que Ferrari no ha dado un palo al agua.

De hecho, las carreras de ambos han terminado muy diferente a lo que en un principio se esperaba teniendo en cuenta las características que ofrece el trazado de Zandvoort, muy ratonero y con pocas opciones de adelantamiento. Por lo tanto, con el madrileño saliendo tercero y el asturiano 13º, era difícil pensar que el de Alpine podría terminar por delante del de Ferrari. Pero es ahí cuando entra el papel de los mecánicos y de los miembros del muro.

El primer error monumental de los italianos ha llegado en el primer pase por boxes. Sainz llegaba delante del pit de Maranello, pero faltaba algo para poder cuadrar un buen cambio de gomas: la rueda trasera izquierda. Sí señores, han leído bien: los mecánicos de Ferrari han sacado tres neumáticos. Cuando ha llegado la cuarta, ya habían perdido 12s. Tocaba remontar en un circuito donde adelantar es muy complicado. Un nuevo error en boxes, que desgraciadamente no es noticia, pero en el peor momento y de la forma más estúpida posible.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Justamente en el primer stint es donde Alonso ha sacado más provecho. En plena pelea con los Alpha Tauri, una vez ya los había superado, lo normal sería pensar que le dejaran tirar. Pero en Alpine han estado más avispados que nadie y le han hecho entrar para colocar la goma más dura. Eran los primeros en hacerlo, se la jugaban, pero afortunadamente ha salido muy bien. El ritmo ha sido muy competitivo y la degradación muy escasa. Eso ha permitido realizar varios ‘undercuts’, incluido a Esteban Ocon que iba varios segundos por delante y se colocaba octavo.

Con el segundo pase por boxes ha vuelto a pasar lo mismo. Mientras Alpine volvía a acertar, Ferrari volvía a fallar. Ambos entraban antes del Virtual Safety Car, pero una vez ha aparecido el siguiente Safety Car por la avería de Valtteri Bottas, Sainz ha decidido volver a parar (con los Mercedes ya por delante suyo con estrategia a una sola parada) mientras que Alonso cogía el carril pero sin parar a cambiar gomas. El de Ferrari salía por delante pero con un ‘Unsafe Release’ de manual impidiendo que el asturiano le quitara la posición. El semáforo de Ferrari se había puesto en verde demasiado pronto y las consecuencias han sido una sanción de 5s. Por lo que respecta a Alonso, con la decisión de no hacer un tercer cambio de gomas, ganaba otra posición a Norris.

De esta forma, Fernando ha conseguido remontar siete posiciones en un circuito que es igual de estrecho que el de Hungría y con una recta incluso más corta. En cambio, desde el muro de Ferrari se las han apañado para conseguir que Sainz pase de posición de podio a octavo. Han cruzado la línea de meta uno detrás del otro, pero las sensaciones no tienen nada que ver. Correr con sintonía con el equipo es crucial y en ambas carreras ha quedado perfectamente reflejado. Lo curioso es ver como han estado mucho más compenetrados los que separan sus caminos a final de esta misma temporada.

En Ferrari, sin duda, toca reflexionar porque algún día este tipo de ridículos deben llegar a su fin si se quiere que les tomen en serio. Y ya no estamos hablando de la lucha por el título de equipos y pilotos, que ambos están casi perdidos, sino que Mercedes les ha vuelto a arrebatar puntos importantes y los de Brackley acechan al subcampeonato a tan solo 29 puntos.

Otras historias que te pueden interesar:

VÍDEO: Alonso ficha por Aston Martin: ¿su último desafío en la F1?