La detención de dos hombres negros en un Starbucks en Filadelfia desencadena protestas y una disculpa oficial

El pasado jueves, dos hombres negros que estaban esperando a un amigo en un local de Stabucks en Filadelfia si hacer nada más que estar allí sentados salieron esposados del local después de una llamada al 911. Ante la atónita mirada del resto de clientes, su detención fue grabada y compartida en Twitter volviéndose viral y despertando la indignación dentro y fuera de las redes sociales. La respuesta de la cadena ha tardado en llegar y lo hizo ayer en forma de comunicado de su CEO pidiendo disculpas por lo ocurrido.

El vídeo fue colgado originalmente por Melissa DePino que, con mención a la cuenta oficial de Starbucks, informaba de que dos hombres (a los que se ve en la imagen) habían sido detenidos por no pedir nada mientras esperaban a un amigo allí sentados. La detención se produce con tranquilidad, sin ningún tipo de resistencia, pero sí mucho asombro. El que muestran los dos detenidos, pero también el resto de clientes que aparecen en imagen.

DePino explica en un segundo tuit que han sido puestos en libertad unas horas después -al no presentar ningún cargo desde la cadena, como explican en The Telegraph-. En un tercer mensaje esta usuaria de Twitter comenta que está recibiendo muchos mensajes de gente que argumenta que si les detuvieron es porque había “algo más”. A lo que ella añade que precisamente el pensar así es parte del problema.

La versión de la policía es que recibieron una llamada del 911 por un caso de allanamiento de morada y que acudieron al restaurante porque había dos hombres que solicitaron usar el baño sin consumir, algo que no se permite en el establecimiento como parte de su política. Cuando llegaron allí, y según explica el comisionado de la policía Richard Ross, se les preguntó y dijeron que estaban esperando a un amigo. Quisieron seguir esperando a su amigo y fueron detenidos.

Lo ocurrido saltó a la red y generó un debate y un problema de mala imagen que ha acabado con manifestaciones a la puerta del establecimiento en Filadelfia y el director ejecutivo de Starbucks, Kevin Johnson, pidiendo disculpas públicamente a través de un comunicado.

Los manifestantes se han congregado a las puertas del Starbucks en Filadelfia donde dos hombres negros fueron detenidos el jueves. (Foto: TWITTER / @JILLIANPHL/via REUTERS)

En él, expresa “nuestras más sinceras disculpas a los dos hombres que fueron arrestados con el objetivo de hacer todo lo posible para arreglar las cosas”. Además, informa de que investigarán lo sucedido para “realizar los cambios necesarios en nuestras prácticas para evitar que vuelva a suceder” y asegurar “que Starbucks se opone firmemente a la discriminación o la discriminación racial”.

Por otro lado, Johnson anuncia que se desplazará en “los próximos días” a Filadelfia para reuniere con “con socios, clientes y líderes comunitarios, así como con las fuerzas del orden público”, pero sobre todo espera poder reunirse “personalmente con los dos hombres que fueron arrestados para ofrecer una disculpa cara a cara”.