Starbucks prueba a rebajar sus productos a última hora para evitar los desperdicios de comida

·3 min de lectura
Local de Starbucks en State Street de Boston. (Foto: Suzanne Kreiter/The Boston Globe via Getty Images)
Local de Starbucks en State Street de Boston. (Foto: Suzanne Kreiter/The Boston Globe via Getty Images)

¿Te gustan las gangas? A quién no, ¿verdad? Una curiosa iniciativa llevada a cabo por Starbucks en Japón hace que la comida que consumas en sus locales en aquel país justo antes del cierre, te salga un 20% más barata. La cadena estadounidense persigue reducir los desperdicios y tener que tirar la comida sobrante a la basura, algo que por desgracia, sucede a diario. 

Como puedes suponer, el tipo de cliente de Starbucks sigue un patrón horario y en Japón esto no es diferente: los picos de pedidos suelen tener lugar tras la comida y poco antes de la hora de cena, pero la cadena puede invertir estas tendencias.

Son cerca de 1.600 restaurantes los que el gigante tiene repartidos a lo largo y ancho de la geografía de la isla y el monto de comida que termina irremediablemente en el contenedor no es desdeñable: casi un 15 % del total que no ha sido vendido debe acabar en la basura, ya que el producto no está en condiciones de ser consumido al día siguiente. Un despropósito moral y medioambiental que Starbucks quiere reducir con esta iniciativa y es que a partir del pasado 23 de agosto, los clientes japoneses podrán adquirir estos productos con un descuento considerable.

Hasta un 20 % de descuento a determinadas horas

El principio es sencillo: reducir el exceso de residuos beneficiando al mismo tiempo al cliente quien tiene la ocasión de comprar el mismo producto a un precio sensiblemente reducido

La maniobra no parece tener nada escondido y en ella todos salen ganando: el medioambiente, al verse reducida considerablemente la generación de basura; el cliente al tener la ocasión de adquirir productos a un precio muy rebajado, y claro, el propio negocio que ve monetizado lo que antes era algo de valor cero, la basura.

Si te fijas, esta práctica suele ser habitual en los departamentos de carnicería de algunas cadenas de supermercados en España, donde algunos productos ven reducido su precio hasta casi la mitad, bajo el anuncio de “próxima caducidad” del producto. No hay trampa ni cartón. Quien compra sabe lo que hace y que debe consumir el producto pronto, y en el caso de la cadena estadounidense, se persigue un cambio de hábitos en horarios determinados en el que todos salen ganando.

Donaciones incluidas en la iniciativa

Starbucks ha aclarado que estos descuentos se aplicarían únicamente cuando haya picos de productos no vendidos y durante unas horas antes del cierre. En cualquier caso y para que quede claro que lo que mueve a la empresa es la defensa del medioambiente, desde la cadena se ha anunciado que una parte del dinero facturado por estos productos descontados irá a parar a la organización no gubernamental Musubie. Con todo, la mayor porción de los residuos de la firma proviene del café y este es ya reciclado para generar abono o pienso para animales. 

El gigante, por otro lado, ha declarado la guerra asimismo a los embalajes y las pajitas de plástico. En este sentido, se estima que cada año se generan 600.000 millones de vasos desechables en todo el mundo, de los cuales Starbucks es responsable de un 1%. Pero la compañía anunció un ambicioso plan con el que se marca como objetivo duplicar el número de envases reciclables. 

Se trata, en definitiva, de una iniciativa muy interesante y que puede suponer una gran oportunidad para quienes quieran ahorrar algo de dinero de una forma sencilla y contribuyendo a la reducción de residuos.

VIDEO | Un trabajador de KFC horroriza a los clientes de la cadena mostrando la manera de preparar su famosa salsa

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente