Spyware de NSO vinculado a hackeos telefónicos en El Salvador

·4 min de lectura

(Bloomberg) -- Grupos de derechos humanos dicen que han identificado a 35 periodistas y activistas en El Salvador cuyos teléfonos móviles fueron infectados con un software espía fabricado por la empresa israelí NSO Group.

Most Read from Bloomberg

En un comunicado emitido el miércoles, los grupos de derechos Access Now, Amnistía Internacional y Citizen Lab dijeron que entre las personas afectadas había empleados de los grupos de medios El Faro y Gato Encerrado, además de empleados de organizaciones regionales de derechos humanos y prodemocracia, como Cristosal y Fundación Democracia, Transparencia y Justicia.

Un portavoz de NSO Group declinó hacer comentarios sobre las acusaciones específicas, pero dijo que la compañía proporciona su tecnología “solo a agencias de inteligencia legítimas e investigadas y a organismos de seguridad que utilizan estos sistemas bajo órdenes de los sistemas judiciales locales para combatir la delincuencia, el terrorismo y la corrupción”.

“La firme postura de NSO sobre estos temas es que el uso de herramientas cibernéticas para monitorear a disidentes, activistas y periodistas es un grave mal uso de cualquier tecnología y va en contra del uso deseado de herramientas tan importantes”, agregó el vocero.

Gobiernos y organismos de seguridad utilizan la emblemática tecnología de NSO, conocida como Pegasus, para hackear teléfonos móviles de personas y registrar de forma encubierta correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de texto. NSO ha argumentado que su tecnología es una valiosa herramienta para rastrear a terroristas y otros peligrosos delincuentes. Pero investigadores de seguridad y grupos de derechos humanos han afirmado anteriormente que el software espía de la compañía a menudo se ha utilizado de forma indebida para atacar a disidentes y detractores de gobiernos de países como Ruanda, Togo, España, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, México, Marruecos e India.

NSO ha estado bajo una presión cada vez mayor en los últimos meses después de que una serie de informes de medios vincularan su tecnología con presuntos abusos. En noviembre, el Departamento de Comercio de Estados Unidos incluyó a NSO Group en una lista negra, acusándolo de suministrar software espía a gobiernos que habían usado la tecnología para atacar a funcionarios gubernamentales, periodistas, empresarios, activistas, académicos y empleados de embajadas. Desde entonces, NSO ha evaluado opciones como el cierre de su unidad Pegasus y la venta de toda la empresa, informó Bloomberg News.

En el caso de El Salvador, no se sabe quién estuvo detrás del intento de hackear los teléfonos de periodistas y activistas. Según Access Now, muchas de las personas que se vieron afectadas trabajan con organizaciones que han enfrentado persecución por parte del Gobierno de El Salvador.

Una portavoz del Gobierno de El Salvador no respondió a las solicitudes de comentarios. Una persona familiarizada con las operaciones de NSO dijo que la empresa no tenía actualmente un ”sistema activo” en El Salvador, aunque indicó que en el pasado había existido uno allí.

Los teléfonos de las personas afectadas fueron hackeados con el software espía entre julio de 2020 y noviembre de 2021, revelaron investigadores. En un caso, el teléfono de un periodista se vio afectado por el spyware en más de 40 ocasiones distintas, lo que representa “uno de los ejemplos más persistentes e intensos” que se hayan descubierto del uso del spyware contra un periodista, dijeron los grupos de derechos humanos en un comunicado conjunto.

“Infectar los dispositivos de personas con el software espía Pegasus es una violación muy grave de sus derechos”, dijo Gaspar Pisanu, gerente de políticas para América Latina de Access Now. “Este es un claro intento de reprimir y controlar la prensa libre en El Salvador. Ningún gobierno, ninguna compañía tiene derecho a hacer eso”.

Access Now, Amnistía Internacional y una docena de otros grupos de derechos están instando a los gobiernos a implementar una moratoria en la venta, transferencia y uso de tecnología de vigilancia como Pegasus de NSO. También piden a las Naciones Unidas que investiguen presuntas violaciones de derechos humanos que se hacen posibles con el software espía Pegasus. “La falta de responsabilidad por una conducta tan atroz por parte de autoridades públicas y empresas privadas permite que florezca una cultura de vigilancia y destruya los derechos humanos”, dijeron los grupos en un comunicado.

Nota Original:

NSO Spyware Linked to Phone Hacks of El Salvador Journalists (1)

Most Read from Bloomberg Businessweek

©2022 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente