De 'Yo soy Betty, la fea' a 'FoQ': las series más viejas se adueñan de Netflix

·4 min de lectura
Una imagen de 'Yo soy Betty, la fea', 'Física o química' y 'Un paso adelante'. (Photo: Netflix)
Una imagen de 'Yo soy Betty, la fea', 'Física o química' y 'Un paso adelante'. (Photo: Netflix)

Una serie que arrasó en medio mundo hace más de dos décadas lo ha vuelto a hacer. Esta vez ha sido capaz de dominar Netflix manteniéndose en el Top 10 de hasta 13 países durante 20 semanas. Se trata del resurgir del fenómeno de Yo soy Betty, la fea. Así se ha podido comprobar en la página web que la plataforma lanzó el pasado 16 de noviembre, en la que se pueden consultar los contenidos con mayor audiencia a nivel global. Aunque la telenovela no está disponible en el catálogo de España, la historia se repite aquí.

En las últimas semanas se ha podido apreciar cómo en Netflix España series que reunieron a millones de espectadores frente a la televisión hace muchos años, y especialmente en prime time, se están colando en las listas de tendencias o de contenidos populares. Mucho se habla de cómo ha cambiado la producción nacional pero, según estos datos, la nostalgia sigue siendo un plus para ciertos espectadores.

Tendencias y contenidos populares en Netflix España. (Photo: Netflix)
Tendencias y contenidos populares en Netflix España. (Photo: Netflix)

Son ficciones de las que nacieron otras, de las que se han celebrado reencuentros de actores —algunos incluso con capítulos especiales o con nuevas temporadas a la vuelta de la esquina— o que han dado lugar a un reboot.

Estas son algunas de ellas:

Un paso adelante (2002)

Creada, entre otros, por el exitoso productor Daniel Écija, Un paso adelante fue una serie revolucionaria sobre la vida de alumnos y profesores en una escuela profesional de Artes Escénicas, la de Carmen Arranz (Lola Herrera, nada más y nada menos). A pesar de parecer pensada para un público principalmente juvenil, enganchó a adolescentes y adultos. Esta vez no solo estábamos viendo a actores en pantalla, eran, a su vez, bailarines (al menos la gran mayoría). Nunca bajó de los 3 millones de espectadores.

Aquí no hay quien viva (2003)

Lo cierto es que la serie creada por Laura y Alberto Caballero, que sigue teniendo una especie de continuidad con La que se avecina, parece no haber muerto nunca. La vida de los vecinos de la calle Desengaño 21 se emitía, una y otra vez, a diario en Neox —ahora en Atreseries—, y siempre ha tenido buenos resultados de audiencia en la TDT. Sus 7 temporadas en Antena 3 (2003-2006) superaron de media los 6 millones de espectadores, con casi un 34% de cuota de pantalla, pese a que competía con Los Serrano en Telecinco.

Pasión de gavilanes (2003)

La telenovela colombiana, que está rodando ahora su segunda parte, fue un hit en España, prácticamente cuando el formato empezaba a emitirse en las privadas. Antes, la telenovela era el sello de la sobremesa de La 1. Su desenlace reunió a más de 5 millones de espectadores en prime time. En Colombia, Pasión de gavilanes es el segundo programa más visto de la historia de la televisión privada.

El internado: Laguna negra (2007)

La serie de suspense, cuyo reboot (El internado: Las cumbres) llegó este año a Amazon Prime Video, es la única española incluida en el ranking de The WIT de los mejores formatos televisivos de los últimos 50 años, además de recibir un Ondas y un TP de Oro a la Mejor serie. Su media de las siete temporadas superó los 3,5 millones de espectadores, un redondo 20% de share.

Física o química (2008)

Cuando FoQ acabó siendo cancelada en 2011, se anunció en redes sociales que la ficción sobre el día a día en el Zurbarán continuaría en Neox, en respuesta al clamor de sus seguidores, aunque no llegó a hacerse. Lo que sí se pudo ver recientemente en ATRESplayer Premium fue Física o química: El reencuentro. La serie está compuesta por siete temporadas que empezaron superando los tres millones de espectadores y acabaron con menos de dos, pero que han resucitado en Netflix. De la serie surgieron jóvenes promesas que hoy ocupan un importante lugar en la industria, como Javier Calvo, Úrsula Corberó o Maxi Iglesias.

El barco (2011)

Con capítulos que han llegado a rozar las dos horas de duración, la serie protagonizada por Mario Casas y Blanca Suárez —que utilizó la misma fórmula argumental que El internado— arrancó con más de 4,5 millones de espectadores. Una audiencia que fue a menos, pero que nunca bajó de la barrera de los 2,5 millones. La cadena, Antena 3, llegó a emitir un reality basado en la ficción: El barco, rumbo a lo desconocido.

La más reciente de ellas, El barco, llegó a la pequeña pantalla hace 10 años, mientras que Un paso adelante lo hizo hace casi 20. Eso no ha impedido que compartan protagonismo en las listas de streaming con contenidos como El juego del calamar o La casa de papel.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente