El sospechoso de apuñalar al escritor Salman Rushdie se declara inocente

·4 min de lectura
© Gene J. Puskar, AP

Hadi Matar, de 24 años, fue oficialmente acusado este jueves por un tribunal de Nueva York de haber intentado asesinar y de herir gravemente al escritor británico Salman Rushdie. El acusado se declaró no culpable, pero el juez optó por mantenerlo en prisión preventiva.

El sospechoso de intentar asesinar al autor británico Salman Rushdie fue inculpado este jueves, en el condado de Chautauqua de Nueva York. Los jurados presentaron hoy su acusación contra Hadi Matar. Lo señalan como la persona que subió al escenario donde estaba el escritor y como el responsable de haberlo apuñalado una docena de veces. El hecho ocurrió el 12 de agosto en un centro educativo de Nueva York.

El acusado fue procesado por un cargo de intento de asesinato en segundo grado, lo que conlleva una pena máxima de 25 años de prisión, y también por un cargo de agresión en segundo grado. El sospechoso se declaró no culpable de todos los cargos.

Matar, cuya próxima audiencia está prevista para el mes de septiembre, ha estado en la cárcel desde su detención inmediata después del atentado.

El juez David Foley le ordenó que no intentara ponerse en contacto con su víctima, y accedió a la petición del abogado defensor, quien pidió una orden temporal de no divulgación, prohibiendo a las partes hablar del caso en los medios de comunicación. El juez también declaró que estudiaría la petición de la defensa de dejar a Matar en libertad bajo fianza.

Después de que lo evacuaran en helicóptero a un hospital, Salman Rushdie fue brevemente conectado a un respirador artificial antes de que su estado mejorara. "El camino de la recuperación ha comenzado", dijo su agente el domingo.

El miércoles 17 de agosto, en una entrevista con el New York Post, Matar confesó que se sentía "asombrado" de que el autor hubiera sobrevivido al ataque. "Cuando me enteré de que había sobrevivido, me quedé sorprendido", afirmó Hadi Matar al periódico estadounidense, que se puso en contacto con él en la cárcel.

Un decreto religioso que pide la muerte de Rushdie desde 1989

El atentado contra el famoso escritor se produjo 33 años después de que el entonces líder supremo de Irán, el ayatolá Ruhollah Jomeini, emitiera una fetua (un decreto religioso) en la que pedía a los musulmanes que asesinaran a Rushdie.

La fetua se produjo tras la publicación de 'Los Versos Satánicos', un libro de Rushdie que algunos musulmanes consideran blasfemo, pues el autor convirtió en ficción algunos momentos de la vida del profeta Mahoma y en varios países esto se entendió como una ofensa.

Hadi Matar no confirmó si se había inspirado en la fetua de Jomeini, aunque sí le confirmó al medio que tiene respeto por el ayatolá. "Creo que es una persona extraordinaria. Eso es todo lo que diría al respecto", declaró. El sospechoso también le dijo al periódico que había leído "algunas páginas" de la novela.

"No me gusta esta persona (Rushdie). No creo que sea un buen hombre", reveló al New York Post. "No me gusta, realmente no me gusta", insistió. "Se trata de alguien que ha atacado al Islam", añadió. Al ver los vídeos del autor en YouTube, le pareció que era un "hipócrita", continuó.

Por otra parte, afirmó que no estaba en contacto con la Guardia Revolucionaria iraní y que se había enterado a través de Twitter de la presencia de Rushdie en una conferencia en un centro cultural de Chautauqua, al norte del estado de Nueva York.

Procedente de Nueva Jersey, precisó al New York Post que tomó un autobús hasta la ciudad de Búfalo y luego un VTC (Vehículo de transporte con conductor) hasta Chautauqua.

Cuando Salman Rushdie subió al escenario del anfiteatro, se lanzó sobre él y lo apuñaló varias veces, incluso en el cuello y el abdomen.

Amenazas constantes y años de vivir bajo protección policial

Salman Rushdie nació el 19 de junio de 1947 en el seno de una familia musulmana de clase media de Bombay. Su vida dio un vuelco en 1988 con la publicación de su libro 'Los Versos Satánicos'. Tras la fetua de Jomeini, se puso precio a la cabeza del autor y su novela fue quemada en público. Rushdie pasó años bajo otra identidad y protegido por agentes de policía.

En 1998, el gobierno reformista del presidente iraní Mohammad Khatami se distanció de la fetua, afirmando que la amenaza contra Rushdie había terminado. Pero los líderes religiosos nunca levantaron formalmente la orden de asesinato. El sucesor de Jomeini, el líder supremo ayatolá Alí Jamenei, fue incluso suspendido de Twitter en 2019 por declarar "irrevocable" la fetua contra Rushdie.

Con AFP y Reuters