Sorpresas, controversias y una tragedia en los octavos de final de la Copa Africana

·7 min de lectura

En el ámbito futbolístico, el inicio de la fase de eliminación directa en Camerún repitió la fórmula de la primera ronda: algunos favoritos que avanzan con sufrimiento, otros que se quedan en el camino frente a la irrupción de los modestos. Fuera del campo, la muerte de ocho personas en una estampida en el estadio Olembé enlutó el torneo.

Los octavos de final marcaron de manera definitiva el último tramo de la Copa Africana de Naciones. Pero no por el aspecto deportivo, sino por lo ocurrido fuera del estadio Olembé, el lunes 24, antes del encuentro entre Camerún y Comoras. Una estampida dejó el triste saldo de 8 muertos y 38 heridos, una tragedia difícil de entender y sobre la que se espera un esclarecimiento.

Con la lupa puesta sobre las fallas en la organización, la Confederación Africana de Fútbol (CAF) anunció rápido medidas en respuesta a los hechos: ordenó una investigación y relocalizó el partido de cuartos de final programado en ese escenario (Marruecos-Egipto, que se disputará en el Ahmadou Ahidjo).

El Gobierno camerunés, por su parte, también prometió mejoras en los accesos a un estadio que fue construido especialmente para el torneo y que lleva el nombre del longevo presidente camerunés Paul Biya, en el poder desde 1982. Ante la amenaza de la CAF de no volver a utilizar el estadio hasta que no se garantice la seguridad, el objetivo de las autoridades ahora parece apuntar a salvar la semifinal y la final.

De cualquier manera, el torneo encarará su recta final de luto. Se espera que el minuto de silencio observado desde el martes en todos los encuentros se extienda hasta el cierre de la competencia.

Nigeria, Mali y Costa de Marfil, tres ganadores de grupo que frenaron en seco

En el campo, el torneo sigue alternando golpes de efecto y no hay un equipo que haga diferencias en relación al resto.

Nigeria parecía erigirse como un candidato después de ser el único seleccionado que ganó sus tres partidos en la fase de grupos. Sin embargo, las ‘Súper Águilas’ se toparon con una nueva frustración al caer 1-0 frente a Túnez -tanto de Youssef Msakni-, un combinado que llegó con varias bajas debido a un brote de casos de Covid-19. Sin contar las ediciones a las que no clasificó, el 9º puesto en Camerún es la peor actuación del elenco verde.

Otro conjunto que salió del torneo envuelto en decepción fue Mali, dominador del Grupo F. Las ‘Águilas’ nunca han podido ganar una CAN, pero, con una prometedora generación y un cuadro exigente pero no imposible, se veían con posibilidades. El choque fue fuerte: aunque fue amplio dominador en el tiempo reglamentario, no pudo quebrar a la sorprendente Guinea Ecuatorial, que luego se impuso en los penales por 6-5. Cuarta edición consecutiva sin meterse entre los ocho mejores para Mali.

Mientras que Costa de Marfil, que se llevó el disputado Grupo E, no pudo quebrar su maleficio frente a Egipto, que se impuso 5-4 en los penales tras la igualdad sin goles luego de 120 minutos. La historia marca que los ‘Faraones’ nunca han perdido con los ‘Elefantes’ en una fase de eliminación directa de la CAN: el éxito en los octavos de 2021 se añade a los cuartos de 1998, la final de 2006 y la semifinal de 2008.

La lista se estira si se suma el duelo por el tercer puesto en 1970. Con una formación compacta, el elenco de Carlos Queiroz anuló a un combinado que tiene grandes individualidades, pero dejó dudas en el funcionamiento colectivo. Golpe de autoridad de Egipto, que sacó a relucir su jerarquía, esa que lo llevó a ser el más ganador del torneo con 7 títulos.

Camerún termina con el sueño de Comoras en medio de controversias, Gambia sigue causando sensación

La gran imagen de los octavos de final la entregó el duelo entre Camerún y Comoras. Chaker Alhadhur, un lateral izquierdo de 1,72 metros, ocupó el arco de los ‘Celacantos’ ante la imposibilidad de alinear a alguno de sus tres porteros. En la espalda, un número improvisado con cinta fue el fiel reflejo de lo inédito de la situación.

La ausencia de guardametas no estuvo exenta de controversias. A la lesión de Salim Ben Boina, se sumaron los positivos por Covid-19 de Moyadh Ousseni y Ali Ahamada, en el marco de un brote de casos ocurrido en los días previos al enfrentamiento con el seleccionado local. Sin embargo, en la víspera del juego, Ali Ahamada entregó un resultado negativo y hasta viajó para sumarse a su equipo, pero un cambio de reglas poco claro de la CAF le impidió presentarse.

Esta modificación, sumado al ‘timming’ del brote en Comoras, levantaron todo tipo de especulaciones sobre un posible favoritismo hacia el país anfitrión. Aunque las hipótesis no fueron acompañadas por pruebas, el flamante presidente de la Federación Camerunesa de Fútbol (Fecafoot), el astro Samuel Eto’o, se encargó de responder a las acusaciones, señalando que “nunca” aceptaría ganar “con trampas”.

Diezmado, Comoras hizo un partido más que digno frente a una selección de Camerún que pareció superada por su obligación. Un corto 2-1 final le permitió al equipo debutante cerrar una histórica participación con la cabeza en alto. Karl Toko-Ekambi y Vincent Aboubakar -goleador del torneo con 6 anotaciones- marcaron para los ‘Leones Indomables’; Youssouf M’Changama, con un gran disparo de tiro libre, descontó para los isleños.

Gambia, el otro novel de la competición, sigue en carrera y con méritos para hacerlo. Se trata de una formación joven, que aprovecha la velocidad y la picardía de sus delanteros y practica un estilo entretenido. Con esa fórmula y el gol de Musa Barrow superó 1-0 a Guinea, que extrañó a Naby Keita y se fue reprobado por parte de su público: algunos simpatizantes, de hecho, le arrojaron objetos al seleccionador Kaba Diawara tras la derrota.

Senegal, Marruecos y Burkina Faso completan el ‘grupo de los ocho’

Con tantos gigantes caídos, Senegal ha quedado posicionado como el gran favorito por la enorme jerarquía de su plantilla. Pero los ‘Leones de Teranga’, hasta el momento, han mostrado un nivel muy por debajo de las expectativas. En octavos, ante Cabo Verde, recién pudo abrir el marcador después de que su rival se quedara con 9 jugadores por las expulsiones de Patrick Andrade y el arquero Vozinha.

Sadio Mané es la carta de gol senegalesa. Con un golazo abrió el marcador ante los ‘Tiburones Azules’, justo antes de retirarse por las consecuencias del choque de cabezas con Vozinha -jugada que le valió la tarjeta roja al portero caboverdiano-. Bamba Dieng completó el triunfo. Dos victorias, dos empates, tres goles a favor y ninguno en contra son los discretos números de los dirigidos por Aliou Cissé.

Otro de los aspirantes al título, Marruecos, también sufrió más de la cuenta para superar 2-1 a la luchadora Malaui, que por primera vez superó la fase de grupos de una CAN. Gabadinho Mhango marcó un golazo con pretensiones de ser el mejor del certamen y sacudió los pronósticos. Pero, aunque no lucen, los ‘Leones del Atlas’ de Vahid Halilhodzic han formado un equipo confiable y que tiene variantes para llegar al gol: un cabezazo de Youssef En-Nesyri y un bombazo de tiro libre de Achraf Hakimi le bastaron para terminar con su entusiasta rival.

El octavo clasificado a los cuartos de final es Burkina Faso, que se llevó el duelo de ‘outsiders’ ante Gabón en los penales tras el empate 1-1 en el tiempo regular. Tomó la delantera el elenco de Kamou Malo cuando la pasaba mal, cortesía de su capitán Bertrand Traoré -quien había fallado un penal minutos antes-. Bruno Ecuele Manga, con ayuda del desvío decisivo en Adama Guira, empató para las ‘Panteras’ en el epílogo del encuentro y cuando los ‘Potros’ habían hecho largos méritos para sentenciar la historia antes.

El menú de cuartos de final tendrá de entrada a Gambia-Camerún el sábado en el estadio Japoma de Duala. Luego, Burkina Faso y Túnez se medirán en Garua.

El domingo, el estadio Ahmadou Ahidjo de Yaundé, que en la programación original no tenía partidos de cuartos de final, acogerá dos duelos: Marruecos-Egipto (relocalizado por los incidentes de Olembé) y Senegal-Guinea Ecuatorial, que no se disputará en Duala por el mal estado del campo de juego en Japoma. De hecho, por ese motivo, tampoco tendrá la semifinal que le correspondía, también trasladada al Ahidjo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente