El sorprendente comportamiento que presentan un grupo de hormigas guerreras al separarse del grupo

En las imágenes se puede observar el extraño comportamiento de un grupo de hormigas guerreras al separarse del grupo. El rasgo más característico de esta especie es su ceguera, motivo por el cual, al no ver, se rigen por las feromonas. Siguiendo esta pista, forman una especie de círculo conocido como la espiral de la muerte, en el que comienzan a perseguirse unas a otras, trazando un círculo que gira sin parar. Solo se detiene en el momento en el que las hormigas mueren por agotamiento debido al esfuerzo.

En concreto, cada hormiga sigue a la que está delante suyo y lo continúa haciendo a no ser que algo salga mal, ahí es cuando se comenzará a formar la espiral de la muerte, perdiendo la vida como si de un efecto dominó se tratase. Este fenómeno fue descrito por primera vez por el naturalista estadounidense William Beebe en 1921, quien observó una espiral gigantesca de 370 metros de circunferencia.

En aquella ocasión, cada hormiga tardaba dos horas y 50 minutos en hacer una vuelta completa. Según Beebe, la espiral duró más de dos días, y solo terminó porque un trabajador de la zona rompió el círculo mortal, borrando parte del rastro de feromonas. Este comportamiento también fue estudiado por el psicólogo animal Theodore Schneirla. Dicho fenómeno no es único de este tipo de hormigas, también se puede observar en otras especies como las orugas procesionarias o los peces.