La sombra de Khashoggi, tras las conversaciones de Macron con el príncipe heredero saudita

·2 min de lectura

El presidente francés Emmanuel Macron llegó este sábado a Arabia Saudita, convirtiéndose en el primer gran líder occidental que visita el país desde el asesinato del periodista saudita y columnista del 'Washington Post' Jamal Khashoggi en 2018.

El presidente Emmanuel Macron se reunió con el gobernante de facto del reino, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, como parte de su gira por el Golfo.

En el centro de las discusiones entre los dos líderes están el estancamiento de las conversaciones nucleares con Irán y la crisis en Líbano. Tras esta reunión, el presidente francés anunció una iniciativa conjunta de Francia y Arabia Saudita en favor de Líbano para "permitir que el país salga de la crisis".

El asesinato del periodista Jamal Khashoggi provocó una indignación internacional que sigue resonando. Pero Macron dijo que era imposible comprometerse con la región ignorando a los poderosos sauditas.

"¿Quién puede pensar por un segundo que podemos ayudar a Líbano y preservar la paz y la estabilidad en Medio Oriente si decimos: 'No vamos a hablar con Arabia Saudita, el país más poblado y más poderoso del Golfo'?", dijo a los periodistas en Dubai, la primera parada de su gira.

La última etapa de una visita exprés al Golfo Pérsico

Después de los Emiratos Árabes Unidos y de Qatar, Arabia Saudita era el tercer paso de la gira del presidente francés. Un viaje de dos días, centrado en las relaciones económicas pero también en el posicionamiento político, diplomático y estratégico de Francia en varios temas regionales.

Primer punto culminante: la firma de un acuerdo por parte de Emiratos Árabes Unidos para adquirir 80 aviones Rafale y 12 helicópteros, un pedido multimillonario sin precedentes y una venta que se inscribe en el objetivo de "trabajar por la estabilidad de la región" según declaraciones de Macron, tras ampliar la colaboración económica y la cooperación en la lucha contra el terrorismo entre los países.

Tres años después del asesinato de Khashoggi, nadie ha sido juzgado

El 2 de octubre de 2018, Khashoggi entró en el consulado saudita en Estambul para presentar los trámites para casarse con su prometida turca. Según funcionarios estadounidenses y turcos, un escuadrón de sicarios sauditas que lo esperaba lo estranguló y desmembró su cuerpo, que nunca ha sido recuperado.

En este caso, las diversas investigaciones de periodistas, de organismos de la ONU y de la CIA han implicado al príncipe Mohamed bin Salman, quien lo niega. Desde entonces, la imagen internacional del hombre fuerte de Arabia Saudita se ha visto muy empañada por el asunto.

En una entrevista con France 24, la prometida de Khashoggi, Hatice Cengiz, pidió a Estados Unidos que tomará medidas contra el príncipe heredero y expresó su esperanza de que las potencias mundiales cambiaran su forma de tratar con Riad.

Con AFP y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente