Somalia recupera territorios estratégicos de las manos de los yihadistas

Mogadiscio, 17 ene (EFE).- El Ejército de Somalia, con la ayuda de fuerzas regionales, recuperó el control de varias localidades estratégicas en el centro del país que hasta ahora estaban bajo el dominio del grupo yihadista Al Shabab, confirmaron las autoridades.

Tras tomar el control este lunes de la estratégica localidad costera de Harardhere y de la ciudad de Gal’ad, en el estado central de Galmudug, las tropas somalíes recuperaron este martes por la mañana El-Dheer, otra importante urbe del mismo estado.

"Puedo confirmarles que estoy en la ciudad de Harardhere, en la región de Mudug, en el estado de Galmudug, en Somalia. Las fuerzas liberaron esta mañana la ciudad de Gal’ad, en la región de Galgudug. Nuestras fuerzas tienen pleno control de estas urbes", declaró a medios locales este lunes el ministro somalí de Defensa, Abdulkadir Mohamed Nur.

"Hoy es un gran día para el pueblo somalí, es una victoria para los somalíes", añadió el ministro.

Harardhere, que llevaba bajo el control de los yihadistas más de diez años, sirvió hasta 2011 como un importante centro para la piratería en el océano Índico.

Al Shabab, grupo afiliado desde 2012 a la red Al Qaeda, perpetra a menudo ataques terroristas en la capital de Somalia, Mogadiscio, y otros puntos del país para derrocar al Gobierno central -respaldado por la comunidad internacional- e instaurar por la fuerza un Estado islámico de corte wahabí (ultraconservador).

El grupo yihadista controla zonas rurales del centro y sur de Somalia, y ataca también a países vecinos como Kenia y Etiopía.

El pasado agosto, el presidente somalí, Hassan Sheikh Mohamud, anunció "una guerra total" para acabar con Al Shabab y, desde entonces, el Ejército ha librado intensas batallas contra los terroristas, en ocasiones con la colaboración militar de Estados Unidos.

En respuesta, el grupo ha lanzado fuertes ataques en los últimos meses, como dos atentados suicidas simultáneos perpetrados el pasado 4 de enero en la ciudad de Mahas, en la región de Hiran, que dejaron 36 muertos o un ataque con dos coches bomba dirigido contra el Ministerio somalí de Educación en Mogadiscio, que causó la muerte de al menos 120 personas el pasado 29 de octubre.

En su discurso de año nuevo, Mohamud afirmó que su país eliminaría al grupo en 2023.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin Gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas y señores de la guerra.

(c) Agencia EFE