¿Solución o catástrofe? El veredicto de Melconian si se viene una devaluación

Leandro Gabin
·4 min de lectura

La situación cambiaria en la Argentina sigue siendo el único tema debate y con final incierto. Las presiones para que el Gobierno tenga que tocar el tipo de cambio oficial, con brechas de más del 130% como en la actualidad, están latentes y en el mundo de los consultores económicos nadie descarta que esa sea la "salida forzada". ¿Pero qué pasaría con una devaluación? Carlos Melconian, uno de los economistas de cabecera de los empresarios, planteó distintos escenarios posibles.

Durante una charla realizada por la Cámara Inmobiliaria Uruguaya, el ex Banco Nación, dijo que una devaluación hoy no podría ser una solución de los problemas. El último ejemplo "exitoso", según Melconian, el mega salto cambiario de 2002 "a costa de un altísimo costo social pero que generó un enorme colchón de competitividad y una reactivación de varios años". Fue un caso inédito, único, económica y políticamente hablando.

Melconian dice que una devaluación sin medidas podría complicar más las cosas
Melconian dice que una devaluación sin medidas podría complicar más las cosas

Melconian dice que una devaluación sin medidas podría complicar más las cosas

Mini saltos para ganar tiempo

El socio de Macroview dice que un salto del dólar podría descomprimir temporalmente. Dos ejemplos son lo ocurrido en enero del 2014 (cuando subió 30% el tipo de cambio) y la unificación con devaluación de diciembre 2015 (50%). Recuerda Melconian que sí tuvo impacto inflacionario pero que logró tranquilizar "por un tiempo" el mercado cambiario. En lo político, las diferencias es que lo del 2014 fue con un gobierno desgastado y la salida del cepo en 2015 se hizo con una administración "flamante y creíble".

Claro que una suba del dólar "podría complicar" más las cosas si no viene acompañado con medidas complementarias. Los ejemplos en estos casos son las devaluaciones escalonadas durante 2018 y 2019 (200% acumulada). Y las devaluaciones de Sigaut a la salida de la Tablita. "No sirvieron e incluso alimentaron la crisis", dijo Melconian.

¿Una devaluación podría ser una catástrofe? Si se dispara una espiral cambiaria inflacionaria imparable con implicancias sociales y políticas, como por ejemplo el Rodrigazo una hiperinflación. Para "Melco", este escenario "hoy es evitable salvo que desde la política y la economía se eche más leña al fuego".

En otro momento de la charla virtual organizada por la Cámara Inmobiliaria Uruguaya, Melconian afirmó que la crisis de este año "es claramente macroeconómica". Parte por acumulacion de desbalances y una estanflacion de 9 años, parte consecuencia de la debacle del 2019, y parte porque "este gobierno arrancó con un programita atado con alambres al que encima se lo llevó puesto la pandemia y no hay reacción ni retome de iniciativa".

"Pero hay un trasfondo político que no puede soslayarse al evaluar desenlaces: un gobierno atípico con fuerte influencia desde la vicepresidencia; un Presidente con menos poder del normal y opacado; altísima conflictividad política entre el Ejecutivo y el Poder Judicial; la pandemia, que es un golpazo económico y político para el oficialismo; una elección 2021 que puede ser a final abierto y complicar al gobierno en 2022-2023", dice.

El economista dice que
El economista dice que

El economista dice que todo quedará supeditado a si el BCRA puede volver a comprar dólares

Definiciones sobre la macro y la política

Melconian señala que Cristina se mantuvo durante una primera etapa en un segundo plano definiendo estrategias y armando estructuras internas de poder, pero que desde hace un tiempo está en la acción.

"La inestabilidad política e institucional puede transformar una crisis macro en una gran crisis", alerta el economista. Y enumeró ejemplo: Rodrigazo, crisis de 1982, híper de 1989, crisis 2001: desbarajustes macro pero también con crisis políticas (el desbande peronista tras la muerte de Perón, la guerra de Malvinas, el debilitamiento extremo del final de Alfonsin, la renuncia de Chacho Alvarez).

Otras definiciones de Melconian sobre la economía que viene son las siguientes.

-"La pandemia metió al mercado cambiario en un laberinto y no será sencillo encontrar la salida"

-"El gobierno limpió el horizonte de pagos hasta 2024, pero no va a desplomar el riesgo país ni reabrir financiamiento externo. Para colmo, abrió el conflicto con la deuda externa privada"

-"Habrá en 2021 un rebote estadístico de la actividad. Pero no será un rebote solucionador de inconsistencias macro. No será sustituto de un programa consistente"

-"Todo quedará supeditado en el corto plazo al resultado de las nuevas medidas cambiarias policíacas. Si el BCRA vuelve o no a comprar dólares o no"

-"El desaguisado macro sigue siendo los más importante. Por el lado fiscal, empezar a desandar el desbalance. Por el lado monetario, los stocks (creció el monto de Leliq) y los flujos (emisión monetaria futura)"

-"La política es otro desaguisado. Sin luz al final del túnel con la pandemia, un rumbo borroso Y una negociación en puerta con el FMI que siempre es desgastante"