"¡Sólo se permite enfermar de día!"

21 municipios de Castilla-La Mancha cierran sus ambulatorios de noche por orden de Cospedal // La secretaria general del PP lo defiende // Oleada de protestas

El Estado de Bienestar español se agota. La política del control del déficit es clara desde el Gobierno y la mayoría de las comunidades autónomas así lo están aplicando, a cualquier precio, incluido el de la salud de sus ciudadanos. Así está ocurriendo en Castilla-La Mancha, donde 21 municipios se han quedado sin urgencias nocturnas. Los que enfermen a partir de las 8 de la tarde hasta las 8 de la mañana tendrán que aguantarse. Y todo por un ahorro de 5 millones de euros.

Una de los pueblos afectadas es Tembleque. Este lunes sus vecinos vivieron cómo el ambulatorio se cerraba por primera vez en horario nocturno. No se han quedado de brazos cruzados; han salido a la calle para protestar. Si se ponen malos deberían recorrerse 32 kilómetros hasta Ocaña, localidad más cercana con un centro de salud habilitado en horario vespertino.

La medida de María Dolores de Cospedal ha puesto el grito en el cielo entre la opinión pública y parte de la clase política, que no son capaces de entender esta medida. Llamativa ha sido, sin duda, la reacción de Miguel Ángel Revilla, ex presidente de Cantabria.


Las protestas también han venido desde su propio partido, después de que cuatro concejales del PP en Honrubia hayan dimitido por no estar de acuerdo con esta política. La polémica no parece, no obstante, haber alterado a la secretaria general del PP, quien ha defendido el cierre de las urgencias nocturnas y no ha criticado la decisión de sus agrupados: “Están en su derecho de dimitir”.

[Más: Cospedal le retira el sueldo a los diputados de Castilla-La Mancha]

PUBLICIDAD