Solo Alemania se salva de la vergüenza europea en acogida de refugiados

Según datos del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), 89,3 millones de personas acabaron fuera de sus hogares en 2021 debido a la persecución, a situaciones de conflicto o a violaciones de los derechos humanos. La cifra no deja de aumentar en los últimos años y se espera que se supere en 2022 por la guerra en Ucrania.

De todas las personas que se vieron obligadas a dejar su hogar, 53,2 millones correspondían a desplazados internos, 27,1 millones a refugiados y 4,6 millones a solicitantes de asilo. Un dato importante es que, de los que tienen que abandonar su país, una amplia mayoría, el 80%, acaban en naciones igual o más pobres que de las que huyen.

Los últimos datos de ACNUR, que tienen en cuenta los refugiados que había en 2021 y también los de la guerra de Ucrania (sin incluir los del resto del mundo en 2022), revelan que, de los 12 países del mundo en los que viven más desplazados externos, solo dos son de la Unión Europea, Alemania y Polonia.

No obstante, la mayoría de los que hay en Polonia proceden de la guerra de Ucrania, por lo que, sin contar este conflicto, se puede concluir que Alemania es el único país que se salva de la vergüenza europea en acogida de refugiados. La mayoría de los que más reciben son naciones pobres de Asia o África.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente