Solicitudes semanales de subsidios por desempleo en EEUU se mantienen en niveles altos

Lucia Mutikani
·2 min de lectura
FOTO DE ARCHIVO-El centro comercial Palisades Center Mall, casi vacío en West Nyack, Nueva York, Estados Unidos.

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 11 feb (Reuters) - El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo disminuyó ligeramente la semana pasada mientras el mercado laboral sigue estancado, pero una caída en los nuevos casos de COVID-19 ha generado cierto optimismo de cara a la primavera boreal.

El informe semanal de solicitudes de desempleo del Departamento de Trabajo divulgado el jueves, el dato más oportuno sobre la salud de la economía, también destacó las cicatrices del mercado laboral, donde al menos 20,4 millones de personas tenían beneficios por desempleo a fines de enero.

"Los pedidos siguen estancados en niveles dolorosamente altos", dijo Robert Frick, economista de Navy Federal Credit Union en Vienna, Virginia. "Pero estamos viendo señales esperanzadoras de que las solicitudes comenzarán a disminuir significativamente en los próximos meses".

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron 19.000 a 793.000, una cifra ajustada estacionalmente, para la semana que terminó el 6 de febrero. Los datos de la semana anterior fueron revisados ​​para mostrar 33.000 reclamos más que los reportados anteriormente.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 757.000 solicitudes para la última semana.

Las solicitudes sin ajustar disminuyeron en 36.534 a 813.145 la semana pasada. Incluyendo un programa financiado por el gobierno para los autónomos, trabajadores de conciertos y otros empleados que no califican en los programas estatales regulares, 1,148 millones de personas presentaron pedidos la semana pasada. Las reclamaciones se mantienen por encima de su pico de 665.000 durante la gran recesión de 2007-2009, aunque están por debajo del récord de los 6,867 millones informados en marzo pasado cuando la pandemia golpeó con más fuerza a Estados Unidos.

La recuperación del mercado laboral se ha frenado en los últimos meses mientras el país lucha con un resurgimiento de las infecciones por coronavirus, que han devastado a restaurantes y otras empresas orientadas al consumidor. El gobierno informó el viernes pasado que la economía creó solo 49.000 puestos de trabajo en enero después de perder 227.000 en diciembre.

Las acciones estadounidenses abrieron al alza, el dólar se mantenía estable frente a una canasta de monedas y los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos operaban mixtos.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Rodrigo Charme)