El sol dominará un fin de semana con ambiente templado, entre 15 y 20 grados

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 12 feb (EFE).- Tras varios fines de semana de abundante inestabilidad, la presencia de un potente anticiclón sobre la península favorecerá unos días estables con tiempo seco y soleado, salvo alguna lluvia aún aislada en el norte del país y en el Mediterráneo, y con temperaturas templadas, entre 15 y 20 grados.

La subida de los valores propiciará, en general, un ambiente suave con diurnas por encima de lo habitual en esta época del año, ha avanzado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), quien apunta que en puntos de la Comunidad Valenciana, la Región de Murcia y Andalucía se alcanzarán e incluso superarán los 20 grados.

En el área cantábrica y en la cuenca del Ebro los termómetros estarán entre los 15 y los 20 grados, al igual que en la zona centro y en la mitad sur peninsular, sin embargo, en el noreste de Cataluña se prevé un descenso, más marcado el domingo, con nevadas débiles en cotas relativamente bajas, ha observado el portavoz.

Durante el fin de semana, los valores nocturnos serán más bajos y predominarán las heladas en la Meseta norte y páramos del centro, con mínimas que podrían bajar hasta los 2 o los 4 grados bajo cero e incluso algo más frías en Guadalajara y oeste de la provincia de Teruel, donde se situarán por debajo de los 5 grados bajo cero.

Este viernes aún estará pasado por agua en muchas zonas de España, mientras que en "otras se irán abriendo claros", aunque a última hora, la lluvia avanzará en dirección hacia el este hasta llegar al Mediterráneo, donde se formará una borrasca que dejará inestabilidad las próximas jornadas.

Respecto a las temperaturas hoy, y por capitales de provincia, Valencia, Murcia, Alicante y Castellón tendrán una jornada cálida con valores entre 23 y 24 grados; en el lado contrario, las provincias de Castilla y León y en zonas de La Mancha y del País Vasco, los termómetros no pasarán de 11 y 13 grados respectivamente.

Mañana sábado, la Aemet pronostica un ascenso generalizado de los valores, salvo en el Mediterráneo, con Murcia cercana a una máxima de 24 grados seguida de Málaga con 21 grados y de Valencia, Alicante, Huelva, Castellón, Cádiz y Almería con registros que oscilarán entre los 19 y 20 grados; en el centro peninsular Madrid llegará a los 15 grados y Toledo 17 grados.

El domingo, las máximas seguirán en descenso en el noreste peninsular y en puntos del área mediterránea, mientras que en el resto permanecerá el ambiente templado.

Este día, Sevilla será la más cálida con 22 grados mientras que en Almería, Badajoz, Bilbao, Cádiz, Córdoba, Huelva, Murcia y Oviedo las máximas se moverán entre 21 y 20 grados; en el resto peninsular, los valores discurrirán entre los 11 grados de Huesca -la más fría peninsular- y los 19 grados de Santander.

Del Campo ha pronosticado que la semana próxima, aunque con incertidumbre creciente, prevalecerá el tiempo anticiclónico, seco y estable, con algunas lluvias en el norte del área mediterránea y en Galicia, más probables el martes en esta última zona.

Respecto a las temperaturas -el portavoz ha incidido- en una semana de carácter suave, más acusado en el Mediterráneo, donde se prevé un ascenso "notable"; por la noche, los valores también ascenderán dando por finalizadas las heladas.

En cuanto al viento, el lunes y el martes, soplará con intervalos fuertes del suroeste en el litoral gallego, del sur en la costa vasca y de levante en el Estrecho, amainando probablemente en estas zonas en días sucesivos; en Canarias, vientos del este o sureste de lunes a miércoles, con tiempo seco y cielos poco despejados, aunque con probabilidad de calimas.

Aemet advierte de que la próxima semana, especialmente hacia el final, es probable que se aproxime al archipiélago una borrasca que dejaría precipitaciones de cierta importancia en su mitad occidental.

(c) Agencia EFE