1 / 8

Equipos de rescate

Ante el temor de inundaciones catastróficas, unos 9.700 efectivos de la Guardia Nacional y civiles estaban listos en vehículos anfibios, helicópteros y lanchas para poder rescatar a gente atrapada en aguas crecidas.

Socorristas rescatan a damnificados por el huracán Florence

El huracán Florence dejó al menos cinco muertos al azotar este viernes la costa atlántica de Estados Unidos, en medio de fuertes vientos y lluvias torrenciales que dejaron a decenas de personas atrapadas en inundaciones, antes de ser degradado a tormenta tropical.

Entre las víctimas estaba una mujer y su bebé, que fallecieron al caer un árbol sobre su casa en Carolina del Norte, uno de los estados más golpeados por la tormenta junto a Carolina del Sur.

“Florence está produciendo ahora ráfagas de viento con fuerza de tormenta tropical” a 110 km/h, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Esperamos varios días más de lluvia”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper. Precipitaciones de esta intensidad ocurren “una vez cada mil años”, agregó, pronosticando más inundaciones por el desborde de ríos la próxima semana.

Se prevé que Florence arroje 68 billones de litros de lluvia en una semana en Carolina del Norte, Carolina del Sur, Virginia, Georgia, Tennessee, Kentucky y Maryland, según el meteorólogo Ryan Maue, de weathermodels.com.

Una mujer falleció también cuando árboles caídos impidieron que una ambulancia la auxiliara supuestamente por un ataque cardiaco. También un hombre de 77 años al parecer fue derribado por el viento y murió cuando salió a revisar a sus perros de caza. Según medios estadounidenses, una quinta muerte pudo haber ocurrido cuando un hombre intentó conectar dos cables bajo la lluvia.

Se espera que entre viernes y sábado el ojo de la tormenta avance tierra adentro sobre las Carolinas, para luego enfilar al norte hacia las montañas Apalaches al inicio de la próxima semana.

(Con información de agencias EFE-Reuters)