Los socios del Gobierno proponen suprimir el título de rey en la ley de Memoria por franquista

·3 min de lectura
Juan Carlos de Borbón, cuando era príncipe, junto al dictador Francisco Franco. (Photo: Bettmann via Getty Images)
Juan Carlos de Borbón, cuando era príncipe, junto al dictador Francisco Franco. (Photo: Bettmann via Getty Images)

Una enmienda a la ley de Memoria Democrática de socios del Gobierno propone la supresión del título de rey y los privilegios que del mismo se derivan “habida cuenta que fue otorgado por un régimen ilegal”.

Así lo suscriben los grupos parlamentarios Republicano, JuntsxCat, CUP, PDeCAT, EH-Bildu y BNG del Congreso en enmiendas conjuntas al proyecto de ley de Memoria Democrática.

En concreto, se han consensuado cinco textos que resumen las reivindicaciones compartidas y, en la que hace referencia al rey, precisan que la jefatura del Estado fue institucionalizada por Francisco Franco sin que se sometiera a referéndum para que los ciudadanos pudieran escoger la forma de Estado.

Estos grupos piden también derogar diversas disposiciones de la ley de Amnistía de 1977, para evitar seguir “perpetuando la impunidad sobre los crímenes del franquismo y los crímenes de lesa humanidad”.

Añaden que la preeminencia de la verdad y el derecho a que se haga justicia efectiva ha forzado a instituciones y familias a abrir procesos penales en otros países a tenor de la imposibilidad de hacerlo en territorio del Estado.

Otra de las enmiendas hace referencia a que durante el franquismo se intentó la armonización identitaria prohibiendo la enseñanza en lengua que no fuera la castellana, así como las publicaciones y su uso en cualquier situación y quieren que se reconozca y repare el daño causado a la cultura por motivos políticos durante el régimen.

En otro de los textos señalan que durante la guerra y la posterior dictadura el régimen incautó bienes y patrimonio de los ateneos y asociaciones culturales y otras personalidades jurídicas y que debe establecerse un mecanismo para el reconocimiento y reparación del espolio al que fueron sometidas tales instituciones.

En relación con la devolución de la titularidad y musealización de edificios emblemáticos y símbolos de la lucha antifranquista, reclaman la restitución de la titularidad de las dependencias de la Prefectura superior de policía de Via Laietana de Barcelona a la Generalitat de Cataluña así como el Palacio de la Cumbre al Ayuntamiento de San Sebastián.

La respuesta del PSOE

Tras conocer esta petición, el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Felipe Sicilia, ha dicho que el título de rey no supone para los socialistas “ningún debate”. Por tanto, ha ratificado el respeto de su formación al “acuerdo constitucional” para que haya una “monarquía parlamentaria”, así como al “papel que desarrolla la figura de Felipe VI”.

“Para nosotros (el título del rey) no supone ningún debate”, ha asegurado Sicilia, que acaba de ser nombrado portavoz del PSOE en la Ejecutiva Federal, pero que dejará su cargo de portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, donde lo sustituirá Isaura Leal.

Confía en que la ley de Memoria Democrática salga adelante “con el mayor respaldo posible”, por lo que el PSOE quiere contar “con todos los grupos de la cámara”, aunque es consciente de que “por cuestiones ideológicas y de afinidad política” pueden estar “mucho más cerca” de los planteamientos de la izquierda.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente