La Sociedad Española de Neurología advierte que los casos de ictus aumentarán un 34% en la próxima década

Una persona mayor recuperándose de un problema de salud.
Una persona mayor recuperándose de un problema de salud.

Una persona mayor recuperándose de un problema de salud.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) ha advertido que los casos de ictus aumentarán un 34% en la próxima década en Europa y alerta de que, a lo largo de 2022, 12,2 millones de personas sufrirán dicho problema de salud.

La organización alerta de que se trata de una emergencia médica porque se trata de una enfermedad tiempo-dependiente, cuanto más temprana sea su detección, mayor será la probabilidad de sobrevivir a ella.

Según explicó hace unas semanas la doctora Mar Castellanos, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN, “el ictus se produce como consecuencia de la alteración del flujo sanguíneo que llega al cerebro”.

“No obstante, independientemente del tipo de ictus que se padezca, siempre estaremos hablando de una urgencia o emergencia médica, porque cuanto más tiempo pase sin flujo sanguíneo una zona de nuestro cerebro, mayores serán las consecuencias”, justificó.

Cada hora, 12 personas sufre un ictus en España

La SEN cifra en 110.000 el número de personas que sufren un ictus cada año y un 15% de esas personas fallecen y, entre los supervivientes, un 30% queda en una situación de dependencia funcional.

Además de ser la primera causa de mortalidad en las mujeres y la segunda en los hombres, un total de 350.000 personas han sufrido una limitación en su capacidad funcional como consecuencia de la enfermedad.

El problema está en la falta de reconocimiento de los síntomas, ya que solo el 50% de la población sabría reconocerlo. Entre ellas se encuentra una pérdida brusca de fuerza, la alteración brusca en el lenguaje, de la visión o dolor de cabeza intenso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR