Sobriedad y silencio en la noche del Viernes Santo de La Laguna

La Semana Santa de La Laguna, en Santa Cruz de Tenerife, vivió ayer su momento más emotivo. Con el paso del Cristo de La Laguna, las cadenas que llevan en los pies los penitentes que salen en procesión se convierten en las auténticas protagonistas. Su sonido y el de las campanillas que acompañan el paso de la imagen son los únicos perceptibles en la noche del Viernes Santo lagunero. Vecinos y turistas enmudecen al paso de la imagen. Viernes Santo de recogimiento católico por la muerte de Cristo. Con auténtica sobriedad terminó ayer uno de los momentos más emotivos de esta semana.

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines