Cómo sobrevivir a una estampida humana

Cómo sobrevivir a una estampida humana

"Todo mi cuerpo estaba atrapado entre todos los demás, mientras la gente se reía desde una terraza y nos grababa. Pensé que moriría de verdad si gritaba. Estiré las manos hacia otros que estaban por encima de mí y conseguí salir".

Este es el testimonio de una de las mujeres que el pasado sábado se encontraba en la fiesta de Halloween en el centro de Seúl que acabó en tragedia.

Todo empezó con miles de personas que se divertían disfrazadas en uno de los barrios de moda de la capital de Corea del Sur. Pero poco después estalló el pánico cuando una masa inmanejable de gente se agolpó en un estrecho callejón.

Quedaron atrapados hasta 40 minutos, amontonados unos sobre otros, "como fichas de dominó", en un aplastamiento caótico tan intenso que se rasgaron la ropa.

Una mujer no identificada de unos 20 años lloró al describir la escena a la agencia de noticias Yonhap: "Parecían tumbas de personas apiladas unas sobre otras. Algunos perdían lentamente el conocimiento y otros parecían haber muerto ya".

Este lunes, hace diez años, una situación de pánico similar se vivió en la capital de España.  Mientras actuaba el DJ Steve Aoki durante una fiesta de Halloween en el recinto Madrid Arena, una avalancha humana se cobró la vida de cinco mujeres.

El exceso de aforo fue considerado fatal en este caso y por ello fueron condenadas seis personas entre ellas el organizador de la fiesta, el empresario Miguel Ángel Flores.

El experto en seguridad de actividades y eventos José Luis Gómez Calvo, autor de un informe técnico sobre lo ocurrido en el Madrid Arena, dijo a EFE que la seguridad en este tipo de eventos había mejorado a raíz de lo sucedido pero no lo suficiente.

Uno de los problemas son las lagunas legislativas. La Comunidad de Madrid cuenta con una ley que obliga a implantar vigilancia para establecimientos que vayan a realizar espectáculos o fiestas pero no especifica cómo deben ser estos servicios ni su personal.

Gómez Calvo se refirió también de falta de información clara para el usuario sobre la distribución del aforo. “Es como si en un avión en un momento dado todos los pasajeros de clase turista se fueran en masa hacia la zona business”, dijo a EFE.

Otra trágica avalancha humana, el desastre del Love Parade en Alemania, llevó al investigador del Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano Mehdi Moussaid, especializado en el comportamiento de las multitudes, a publicar un artículo en The Conversation en el que daba diez consejos para sobrevivir a una avalancha humana.

Entonces  murieron 21 personas, en Duisburgo durante uno de los festivales de música más famosos del mundo, el 24 de julio de 2010.

Moussaid dice que hubo un aumento de este tipo de tragedias desde la década de 1990 que se cobran de media la vida de 380 personas cada año.

No hace falta echar la vista muy atrás para encontrar más sucesos de este tipo.

El 6 de noviembre de 2021, en Houston ocho personas murieron y cientos resultaron heridas en el festival Astroworld de Travis Scott. El 29 de abril del mismo año, 45 personas murieron aplastadas y más de 150 resultaron heridas en el festival religioso Lag B'Omer en Meron, Israel. En septiembre de 2015, más de dos mil personas murieron durante el multitudinario peregrinaje a La Meca.

¿Por qué las multitudes matan?

"En estas situaciones extremas, el más mínimo fallo de organización puede conducir rápidamente al desastre", afirmaba Moussaid en su artículo.

El investigador lo explicaba poniendo como ejemplo el estudio llevado a cabo en 2006 por el físico alemán Dirk Helbing.

Helbing analizó las imágenes de una cámara de vídeovigilancia que grabó una avalancha en La Meca en 2006 que acabó con la muerte de 362 peregrinos.

Con estas imágenes, Helbing llegó a la conclusión de que cuando la densidad humana alcanza el umbral crítico de más de seis personas por metro cuadrado, el contacto se vuelve tan intenso que cualquier movimiento mínimo puede desecadenar una oleada de pánico que puede desembocar en estampida y aplastamientos.

AP Photo/Lee Jin-man
Homenaje a las víctimas de un accidente mortal después de las festividades de Halloween en Seúl, Corea del Sur, el lunes 31 de octubre de 2022. - AP Photo/Lee Jin-man

Diez consejos para sobrevivir a una avalancha humana

Con estos datos Moussaid propone una lista de consejos para sobrevivir durante una estampida humana:

1. Mira a tu alrededor: el objetivo princial es alejarse de la gente lo más rápido posible y buscar un lugar tranquilo.

2. Vete mientras puedas: si la situación se complica, es mejor irse antes de que se reduzca tu posibilidad de movimientos.

3. Permanecer erguido: si ya es muy tarde para irse, lo mejor es evitar caer al suelo a toda costa.

4. Ahorra tu respiración: la asfixia es la principal causa de muerte en una avalancha, controlarla es primoridal.

5. Mantén los brazos a la altura del pecho: en esta posición se protege la caja torácica si la presión se vuelve fuerte.

6. No entres en pánico y muévete con la multitud: no resistas a la presión o a los empujones.

7. Aléjate de las barreras como vallas o paredes, son los puntos más vulnerables para un posible aplastamiento.

8. Conoce los signos de densidad y actúa en conciencia: si estás chocando con una o dos personas involuntariamente quiere decir que la situación se complica, si no puedes tocar tu cara, el peligro es inminente.

9. En caso de un ataque de pánico colectivo, intenta evaluar la situación y alejarte lo más posible de la multitud.

10. La ayuda y la solidaridad mutua pueden salvar a muchas personas, incluido tú mismo.