El sistema de salud británico enferma por falta de financiación

·4 min de lectura

En abril de 2020, el primer ministro británico Boris Johnson agradeció emocionado en la televisión al personal sanitario que le salvó la vida cuando cayó enfermo de covid-19 y prometió los fondos necesarios para el sistema de salud público al borde de la implosión.

Un año después, el personal sanitario británico denuncia las promesas hueras y se siente "traicionado" al tiempo que los expertos advierten de los riesgos de que el sistema siga infrafinanciado.

Antes de la pandemia, el NHS, sistema de salud gratuito al que los británicos profesan verdadera devoción, "ya estaba en una posición difícil", "estábamos rezagados en las listas de espera, en todos los marcadores" debido a la falta crónica de personal y de camas de hospitales, recuerda Stuart Tuckwood, enfermero y uno de los responsables del sindicato de funcionarios Unison.

Los hospitales y su personal tuvieron que afrontar el estrés y los horarios infernales de varias olas devastadoras de covid-19 que han dejado más de 127.000 muertos en Reino Unido, el país de Europa más golpeado por el virus.

"Muchos trabajadores del NHS se encuentran con enormes problemas físicos y mentales" y cuando el "gobierno anunció que todo lo que iba a ofrecerles es un aumento del 1%, fue recibido como una traición", agrega Tuckwood.

Esta pequeña concesión ha impactado más allá de los principales afectados. Los líderes laboristas instan a un aumento de los salarios de los trabajadores esenciales. Incluso, la estrella pop Dua Lipa cuando recibió el premio de los Brit Awards esta semana, pidió a Boris Johnson que les conceda "un aumento decente".

"La presión sobre el personal del NHS no es sostenible y la gente está agotada", insiste Stuart Tuckwood.

- Estrés y agotamiento -

Un estudio reciente de la British Medical Association con 2.100 sanitarios constató que más de uno de cada cinco pretende dejar el NHS y cambiar de carrera debido a un año de estrés y agotamiento intensos.

Stuart Tuckwood explica que se considera que las enfermeras están a menudo infrapagadas pero otro tipo de personal sanitario menos cualificado gana todavía menos y muchos viven bajo el umbral de la pobreza.

El sindicato de enfermeras Royal Nurses College exige una subida del 12,5%, mientras que Unison pide 2.000 libras de prima excepcional este año.

Franco Sassi, profesor de política de salud en el Imperial College Business School, está preocupado por la "falta de financiación estructural adicional (...) más allá del compromiso con los gastos urgentes derivados de la epidemia".

Los gastos en salud del Reino Unido eran un "43% menos que los de Alemania y 15% menos que los de Francia antes de la pandemia" recuerda.

El número de médicos en Reino Unido, 2,8 por mil personas, "es muy inferior a la media de la UE", y el número de camas de hospital es el segundo más bajo de Europa, recuerda Sassi en una publicación en el portal de Imperial.

Si no se remedia el retraso, "el NHS no podrá hacer frente a las necesidades de los pacientes tras la pandemia", concluye. Pero una mayor inversión presionará aún más las finanzas públicas aunque "dejar el NHS infrafinanciado como ahora genera riesgos demasiado grandes".

El gobierno conservador de Boris Johnson asegura que ha realizado "inversiones récord durante la pandemia y ha anunciado 7.000 millones de libras (9.870 millones de dólares) de financiación adicionales para el NHS y los gastos generados por el covid-19", según un portavoz del departamento de Salud.

Asimismo, otros funcionarios han visto sus salarios congelados este año a diferencia de los empleados del NHS, que se han beneficiado "del acuerdo de paga plurianual con los sindicatos", agregó, sin hablar de las primas para igualar a los funcionarios con menores salarios, incluidos los del sector sanitario.

El Instituto de Estudios Fiscales, partidario de una ortodoxia presupuestaria, se alarma en un estudio publicado el jueves: "5 millones de personas esperan actualmente tratamientos hospitalarios de rutina" en Reino Unido, de ellos, cerca del 10% esperan desde hace más de un año, señala el IFS.

"Recuperar el tiempo perdido va a llevar años y miles de millones de libras", asegura.

El gobierno acaba de anunciar el jueves 160 millones de libras (225 millones de dólares) para ayudar a acelerar este retraso, "tras más de un año de pandemia, una estrategia de recursos humanos clara se necesita para recompensar y mantener el personal.

ved/jbo/af/me

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente