Siria niega tener en su poder a periodista estadounidense desaparecido hace más de una década

·3 min de lectura
© AFP - Joseph Eid

Las declaraciones de Damasco llegan una semana después del reclamo que hizo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que Austin Tice volviera con los suyos en el décimo aniversario de su desaparición, cuando reportaba las protestas contra el Gobierno de Bashar al-Assad en el año 2012.

Nada se sabe sobre el periodista independiente y exmarine Austin Tice. Sin rastro de él desde hace diez años, nadie se ha adjudicado la responsabilidad de su desaparición. Se dejó de tener conocimiento del reportero, que entonces tenía 31 años, mientras reportaba sobre las inéditas movilizaciones contra Bashar al-Assad.

Su familia se apega a las esperanzas de dar con su paradero y cree que sigue con vida en una cárcel siria.

El propio presidente Biden requirió a Siria por su devolución. “Le hemos pedido repetidamente al Gobierno de Siria que trabaje con nosotros para que podamos traer a Austin a casa”, puntualizó la sala de prensa de la Casa Blanca días atrás, en el décimo aniversario de su desaparición.

Ante el reclamo personal del mandatario, la cancillería siria negó tener bajo cautiverio al reportero o a cualquier ciudadano estadounidense.

“Estados Unidos emitió la semana pasada declaraciones engañosas e ilógicas del presidente y el secretario de Estado que incluían acusaciones infundadas contra Siria, de que había secuestrado o detenido a ciudadanos estadounidenses, incluido el exmarine Austin Tice”, reza el comunicado.

Washington, "comprometido" con el regreso de Tice

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo a los periodistas que el Gobierno de Estados Unidos ha presionado a Siria para que devuelva a todos los estadounidenses que según Washington están retenidos en territorio sirio.

El caso del exmarine adquiere una relevancia particular ya que según Price, la Administración Biden se ha "comprometido ampliamente" con dar con su paradero, lo que asegura incluye directamente a "funcionarios sirios" y el apoyo de "terceros".

“Siria nunca ha reconocido que lo tiene retenido”, aseguró, y agregó que “nuestros esfuerzos no se disuadirán. Vamos a buscar todas las vías para asegurar el regreso seguro de Austin”, concluyó.

Austin Tice despareció en un puesto de control al oeste de la capital, Damasco, el 14 de agosto de 2012. El último rastro de vida conocido fue un video en el que se le ve con los ojos vendados.

El trabajo periodístico de Tice ha sido publicado, entre otros medios de comunicación, por ‘The Washington Post’.

Diplomacia alternativa

Biden prometió a los padres de Austin trabajar “incansablemente” para su regreso.

A pesar de que Estados Unidos no cuenta con representación diplomática en Siria desde el comienzo de la guerra civil, funcionarios norteamericanos exploran todas las vías de diálogo posible, según la Casa Blanca.

El pasado mes de junio, el jefe de la inteligencia libanesa, el mayor general Abbas Ibrahim, afirmó que administrativos estadounidenses habían expresado la voluntad de que reanudara los esfuerzos para traer de vuelta a Tice. El militar subrayó además que visitaría Siria con ese propósito.

Según Ibrahim, durante negociaciones anteriores para la liberación de Tice, Siria habría puesto sobre la mesa varias demandas, como la retirada de las fuerzas estadounidenses del territorio, el levantamiento de sanciones y la reanudación de las relaciones diplomáticas con el país norteamericano.

Con Reuters