Los sindicatos franceses convocan una huelga en contra de la reforma del sistema de pensiones

Los sindicatos franceses convocan una huelga en contra de la reforma del sistema de pensiones

"Nada justifica una reforma tan brutal". Esta es la declaración del líder de la Confederación Francesa de Trabajadores, Laurent Berger, después de que los sindicatos anunciaran una huelga el 19 de enero contra el nuevo sistema de pensiones que ha propuesto el Gobierno de Emmanuel Macron, la primera de una larga jornada de protestas.

Esta reforma contempla la extensión de la edad mínima de jubilación de los 62 a los 64 años, lo que ha levantado la polémica en todo el país.

El objetivo será, en palabras de Berger, que esta reforma "no entre en vigor" por ser injusta con los trabajadores más precarios y que el "Gobierno recule". La movilización del 19 será, anticipan, solo el "comienzo" de las medidas de presión contra esta revisión.

El objetivo: paliar el futuro déficit del sistema de pensiones

La primera ministra de Francia, Élisabeth Borne, presentó las líneas generales de esta reforma en una conferencia de prensa, acompañada por otros tres ministros. El objetivo de esta es aportar "equilibrio" al actual sistema, ya que "hace falta que las cotizaciones de los (trabajadores) activos financien las pensiones de los jubilados", afirmó Borne.

El déficit generado por el sistema de las pensiones fue el principal argumento esgrimido tanto por Borne como por el ministro de Economía, Bruno Le Maire, quien pronosticó que el desfase entre ingresos y gastos llegaría a 13.500 millones de euros en 2030, pero con el cambio previsto habrá un ingreso adicional de 17.700 millones para ese año.

Una medida polémica

Como era esperado, la extensión del tiempo de trabajo para poder jubilarse ha puesto en pie de guerra a los sindicatos y a los principales partidos de la oposición, encabezados por la ultraderecha de Marine Le Pen y la izquierda de Jean-Luc Mélenchon.

Los dos principales partidos opositores, el ultraderechista Agrupación Nacional (RN) y el izquierdista Francia Insumisa (LFI), no tardaron en censurar la reforma en respectivos mensajes en las redes sociales.

La ultraderechista Marine Le Pen, candidata presidencial en 2012, 2017 y 2022, la tildó de "injusta" y aseguró que intentará bloquearla, mientras Jean-Luc Mélenchon, líder del LFI, consideró que la extensión de la edad mínima para la jubilación representa "una grave regresión social".