La aerolínea brasileña Gol reducirá jornadas y salarios por la crisis del COVID-19

Sao Paulo, 19 mar (EFE).- Gol, la segunda mayor aerolínea de Brasil y la primera en vuelos nacionales, anunció este jueves que reducirá la jornada laboral de sus empleados y el salario será proporcional a esa disminución, como parte de las nuevas medidas internas para contener el impacto de la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, Gol indicó que la jornada laboral de los colaboradores internos será reducida en un 35 % y la "remuneración será adecuada en la misma proporción", mientras que la participación de dividendos de la compañía en 2019 y a la que tienen derecho los empleados fue postergada para agosto.

Entre las medidas para "adecuarse a este nuevo escenario" y que obedecen al "declive de la demanda en todo el mercado de viajes", está también una reducción salarial del 40 % para los meses de abril, mayo y junio, "inicialmente", de todos los directores, vicepresidentes y el presidente de la compañía.

Los tripulantes, en tanto, recibirán sus salarios de acuerdo a las horas de vuelo trabajadas, apuntó Gol en el comunicado, en el que resaltó que estas medidas pueden ser "nuevamente revisadas" dependiendo del escenario.

El martes, Gol había anunciado que suspenderá todos sus vuelos internacionales entre el 23 de marzo y el 30 de junio y una reducción de entre el 50 % y el 60 % de sus vuelos nacionales.

Latam, líder del mercado en Brasil, manifestó también que haría una reducción del 90 % de sus vuelos internacionales y del 40 % de los domésticos, y Azul, la tercera mayor aerolínea del país, anunció una disminución de entre el 20 % y el 25 % de su capacidad en marzo y de entre el 35 % y el 50 % a partir de abril.

AYUDA DEL GOBIERNO AL SECTOR

El miércoles, el Gobierno brasileño anunció medidas de ayuda a las aerolíneas, entre ellas un plazo mayor, de hasta doce meses, para reembolsar a los pasajeros que tuvieron que cancelar sus pasajes por el coronavirus.

Asimismo, el Ejecutivo también permitirá que las empresas que se adjudicaron concesiones para operar aeropuertos en Brasil atrasen el pago de los derechos correspondientes a las otorgas sin tener que pagar multas.

Esta última medida beneficia entre otras a las española Aena, que este año asumió la gestión de los seis aeropuertos en el noreste de Brasil cuya concesión se adjudicó en una subasta el año pasado.

Las medidas obedecen a que tanto aerolíneas como los operadores aeroportuarios enfrentan una fuerte caída en la demanda por pasajes aéreos tanto por la cancelación de viajes debido a la expansión del coronavirus como por las restricciones impuestas en varios países, que cerraron sus fronteras aéreas o impusieron limitaciones.

Brasil confirmó hasta el momento siete muertes por el COVID-19, dos en Río de Janeiro y cinco registradas en Sao Paulo, el estado más poblado y más afectado por la enfermedad, así como 621 infectados en la mayoría de los 27 estados del país.

(c) Agencia EFE