Sinaloa: asesinan a madre activista que buscaba a su hijo desaparecido

·3 min de lectura
© José Luis González / Reuters

Rosario Lilián Rodríguez Barraza fue hallada muerta luego de que la secuestraran en la noche del martes a la salida de una misa en honor a su hijo, cuyo paradero se desconoce desde hace casi tres años. La activista, involucrada en organizaciones de familiares que rastrean a sus hijos, fue blanco de amenazas y hostigamiento por su campaña. El gobernador estatal, que la calificó como una “luchadora incansable”, advirtió que iniciarán una investigación para que este “artero crimen” no quede impune.

El reciente miércoles 31 de agosto, las autoridades de Sinaloa comunicaron el asesinato contra Rosario Lilián Rodríguez Barraza, una madre activista que emprendió la búsqueda de su hijo desaparecido en 2019.

Parte de Corazones sin Justicia, la mujer era referente dentro de los colectivos de familiares que intentan esclarecer los paraderos de sus seres queridos. Fue un objetivo de las bandas delictivas, quienes la hostigaron frecuentemente en este período e incluso intentaron llevarse a su otro dijo.

En la noche del pasado martes, la mujer de 44 años fue secuestrada en el municipio de La Cruz de Elota, en el estado del norte mexicano, a la salida de una misa en homenaje a su hijo Fernando Abixahy Ramírez.

Rosario Rodríguez fue raptada a la fuerza y conducida en una camioneta blanca por hombres armados cuando se dirigía rumbo a su casa, detalló la organización Adonde van los desaparecidos. Posteriormente, su cuerpo fue hallado sin vida cerca del puente de la localidad.

El suceso tuvo lugar precisamente en el Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, jornada protagonizada por movilizaciones en distintos puntos del país, y horas después de una reunión entre familiares de víctimas y el gobernador, Rubén Rocha Moya.

Al igual que entidades civiles, el funcionario expuso su pesar a través de Twitter, donde dijo que lamentaba “profundamente el asesinato” de la mujer, a quien elogió como “una luchadora incansable como muchas otras mujeres sinaloenses que buscan a sus seres queridos”.

“En la mesa de seguridad tomamos medidas para que se lleve a cabo una investigación a fondo para dar con los culpables de tan artero crimen”, agregó.

La Fiscalía de Sinaloa rotuló la causa como feminicidio, informó el vicefiscal estatal Dámaso Castro. “Es prioritario esclarecer la muerte de la señora Rosario por tratarse de una mujer y además parte de un grupo sumamente vulnerable como son las buscadoras de personas desaparecidas”, afirmó en un comunicado.

Dos semanas atrás, Rosario había publicado un video donde reprochaba la inacción de las autoridades en el esclarecimiento del paradero de Fernando. “Quien se llevó a mi hijo está detenido en San Luis Río Colorado y la Fiscalía me dice que no se puede hacer nada”, apuntó en la grabación difundida por el grupo Hasta Encontrarles.

En la denuncia, cuenta que elevó una queja en la Fiscalía que incluyó videos como evidencias y testigos, pero no tuvo respuestas positivas.

Desde 1964, en México han desaparecido a más de 105.000 civiles, cuentan los datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas. No obstante, los colectivos de búsqueda aseguran que la cifra es mucho mayor.

Con medios locales