Así siguieron la pista de Ana Julia los investigadores de la Guardia Civil

Redacción ElHuffPost / Europa Press

El hallazgo de la camiseta interior con ADN de Gabriel Cruz aumentó las sospechas sobre la posible implicación del entorno familiar en la desaparición del menor, según confirman a Europa Press fuentes de la investigación. Las pesquisas policiales se centraron especialmente en Ana Julia Quezada, la actual pareja del padre del niño, que fue la persona que halló esta prenda.

Ana Julia Quezada ha sido detenida este domingo cuando transportaba en el maletero de un coche el cadáver del menor. El arresto se ha producido doce días después de que se perdiera el rastro de Gabriel en el camino que une las casas de sus abuelos y sus tíos en Las Hortichuelas de Níjar, una pedanía de Almería que se convirtió el pasado 27 de febrero, víspera del Día de Andalucía, en el punto cero de la investigación de la Guardia Civil.

Tras unas primeras horas de confusión, las pruebas de ADN confirmaron que la camiseta pertenecía a Gabriel. Se trataba de la primera pista concreta sobre el niño. Los investigadores de la Guardia Civil guardaron silencio sobre las dudas que rodeaban a este hallazgo al tiempo que recababan datos sobre la posible implicación de Ana Julia en la desaparición.

Los investigadores de la Guardia Civil guardaron silencio sobre las dudas que rodeaban el hallazgo de la camiseta

No se explicaban que la prenda encontrada por la pareja del padre hubiera aparecido en una zona que había sido inspeccionada por voluntarios y especialistas por encontrarse a tan solo cuatro kilómetros de Las Hortichuelas. La camiseta interior no figuraba entre el listado pormenorizado que dieron los padres para ayudar en el rastreo y tampoco parecía haber sufrido especialmente el deterioro tras días de lluvias y mal tiempo en la zona.

Hasta su detención, Ana Julia Quezada había participado en las numerosas batidas para buscar a Gabriel. Publicó en su perfil de redes sociales varios mensajes e incluso hizo declaraciones a los numerosos medios de comunicación que se desplazaron a la zona. El 1 de marzo explicó a una reportera deLa Mañanade TVE que habían enseñado al niño que gritara si se le acercaba un desconocido.

"Esa misma mañana estuvimos desayunando y salió la conversación. La abuela y yo. Le dijimos: "Tú si ves un desconocido corre, eh, no te pares". Y mira por donde, ese mismo día desapareció el niño", aseguró a este programa de televisión tras interrumpir unas declaraciones de Ángel Cruz, el padre de Gabriel.

Al igual que Ángel y Patricia Ramírez, los padres de Gabriel (ambos se separaron aunque reconocieron desde el primer momento que tienen una buena relación), Ana Julia daba detalles sobre la personalidad del menor, negando la posibilidad de que se hubiera ido solo por su propia voluntad. "Gabriel sólo no se iría. No se alejaba, se marchaba de casa media hora y volvía. Le decías una hora y volvía", apuntó.

Dispositivo en torno a Ana Julia

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha pedido este domingo respeto para las "horas trascendentales" de la investigación "minuciosa" de la Guardia Civil. La detenida...

Sigue leyendo en El HuffPost