Qué significa la ruptura comercial con Argelia: 3.000 millones de euros en riesgo y más de 4.000 exportadores afectados

·4 min de lectura
Planta de gas en Argelia. (Photo: FETHI BELAID via AFP via Getty Images)
Planta de gas en Argelia. (Photo: FETHI BELAID via AFP via Getty Images)

Planta de gas en Argelia. (Photo: FETHI BELAID via AFP via Getty Images)

La ruptura comercial de Argelia con España deja la relación bilateral en un momento de incertidumbre que amenaza a más de 4.000 exportadores y a cerca de 3.000 millones de euros que se cerraron en 2019, previo a la pandemia. Todo ellos supone el 1% del comercio exterior nacional.

El mercado argelino es uno de los principales para España, en especial por la importación de hidrocarburos que son los que marcan el déficit histórico en la balanza comercial. Para el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), este país se sitúa como el cliente número 21 a nivel global y es el segundo más importante de África, por detrás de Marruecos.

La situación es diferente para Argelia donde el comercio con España es más prioritario. De acuerdo a los datos de Aduanas Argelinas, en 2020, España se situó en el tercer puesto como uno de sus principales clientes. Y como país proveedor, España se situó en quinta posición por detrás de China, Francia, Italia y Alemania.

Fuentes internas del Ministerio de Industria, Consumo y Turismo han indicado a El HuffPost que en los próximos días se intentará encauzar la situación y se prevé en un futuro a corto plazo reuniones para tranquilizar y resolver las dudas a las empresas que han apostado por el país para sus inversiones y negocios.

Respecto al gas, las mismas fuentes indican tranquilidad porque la importación está sujeta a contratos vigentes y cualquier cambio podría abrir un proceso judicial. Así lo ha ratificado también la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que ha destacado que la importación de gas está sujeta a negocios y contratos vigentes.

Por su parte, desde un foro económico, la ministra de Industria, Reyes Maroto, ha asegurado que están trabajando para defender el interés de España y de sus empresas.

“Estamos analizando el documento que recibimos ayer; es muy pronto para hacer una valoración del impacto y desde luego lo más importante es recuperar la normalidad en la relación con Argelia. Ese es el principal objetivo, que sea algo puntual, y por lo tanto, en eso estamos trabajando, para que no tengamos que tomar ninguna medida de represalia”, ha expresado.

Por el momento, desde la Oficina Económica y Comercial de Argel, aún no ha habido ningún pronunciamiento oficial, aunque consideran desde Madrid que la incertidumbre en el sector privado existe y que habrá tenido una mañana intensa de llamadas en la sección económica de la embajada.

Los 3.000 millones que están en riesgo

Teniendo en cuenta el cierre de las fronteras durante la pandemia por el covid-19, un año anterior, en 2019, España vendió a Argelia 2.906 millones de euros en una exportación que se caracteriza por estar muy diversificada.

En ese año, los principales sectores de exportación correspondieron a capítulos de fundición, hierro y acero (8% del total), máquinas y aparatos mecánicos (8%), papel y cartón (7%), combustibles minerales (6%) y materias plásticas (6%).

Según los datos más recientes del Ministerio de Industria, en el primer trimestre de 2022, el principal producto de exportación fueron grasas, aceite animal o vegetal, con más de 57,6 millones; seguido de papel y cartón (53,8 millones) y máquinas y aparatos mecánicos (35,9 millones).

Un castigo para más de 4.694 operadores

Pese a que Icex tiene registradas 129 empresas radicadas en el país, como ArcelorMittal, Banco Sabadell, Cepsa, Gallina Blanca o Iberdrola, la base exportadora es mucho mayor.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Industria, el año pasado 4.694 operadores exportaron bienes a Argelia, de los cuales, 1.626 figuran como exportadores regulares.

Por el momento, algunos sectores, como las grandes constructoras españolas, ya se han pronunciado al respecto. Para ellos, el castigo no tiene apenas impacto porque ninguno de ellos tienen proyectos a la vista en ese mercado.

Además han asegurado que su exposición allí es inexistente, en el caso de OHLA, Dragados, Acciona y ACS, o muy poco significativa, en el de Sacyr y FCC.

Peor papel tienen las empresas que exportaron productor del sector agroalimentario por un valor de 385 millones de euros, principalmente del aceite de soja, preparados alimenticios y de abonos.

También el del comercio de animales vivos que, en 2021, exportó ganado por cerca de 66 millones de euros.

El gas aguanta

La represalia de Argel por el momento no afectará al suministro de gas en nuestro país ya que no afectará de momento a los contratos ya existentes por lo que la llegada de gas natural estará garantizada al menos a corto plazo.

Además, los últimos acontecimientos han provocado un cambio y España ya no es tan dependiente del gas argelí. Hasta 2021 el país era el principal proveedor, sin embargo, ha perdido ese liderazgo recientemente coincidiendo con el aumento de la tensión con Marruecos y el respaldo del Gobierno a los planes de Rabat para el Sáhara Occidental.

A todo ello se suma la situación en el este de Europa y los planes de la Unión Europea para diversificar los orígenes de las importaciones. Por ello, hasta abril, EEUU se ha convertido en el principal proveedor de gas de España, con un 30% del total.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente