Siete frases que demuestran que el Brexit ya es un desastre

Ayer Theresa May comenzó oficialmente el proceso del Brexit. (Jane Barlow – WPA Pool/Getty Images)

El negociador británico del Brexit, David Davis, se vio obligado a salir en defensa de Theresa May para rechazar las acusaciones de que su carta, con la que activaba el artículo 50, amenazaba con ponerle fin a la cooperación en materia de seguridad entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Las acusaciones tuvieron lugar después de que la Primera Ministra activara el artículo 50, comenzando oficialmente el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea.

La señora May le imprimió un matiz optimista a la puesta en marcha del Brexit.

En su carta, que el embajador británico en la Unión Europea Tim Barrow le entregó en mano al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la señora May escribió: “el Reino Unido quiere pactar con la Unión Europea una alianza profunda y especial que abarque la cooperación en materia económica y de seguridad”.

“Para lograrlo, creemos necesario acordar las condiciones de nuestra futura alianza al mismo tiempo que las de nuestra salida de la Unión Europea”.

Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que, sin ninguna ceremonia, cayera un balde de agua fría sobre su estrategia de negociación.

La canciller alemana Angela Merkel rechazó los planes iniciales para llegar a un acuerdo comercial propuestos por Theresa May. (Steffi Loos/Getty Images)

La canciller alemana, Angela Merkel, arruinó hábilmente los planes de la señora May para que las negociaciones comerciales se realizaran al mismo tiempo que los acuerdos para la salida de Reino Unido.

La canciller comentó: “Debemos aclarar primero cómo vamos a deshacer nuestros vínculos actuales, y solo cuando hayamos aclarado esta cuestión podremos, espero que pronto, empezar a hablar de nuestra relación futura”.

Otro golpe bajo provino de Manfred Weber, el líder del mayor partido político del Parlamento Europeo.

Advirtió: “La historia demostrará que el Brexit es un error tremendo. Dañará mucho a ambas partes”.

Guy Verhofstadt también puso su grano de arena. (PA Images)

El negociador del Brexit, Guy Verhofstadt, dejó muy claro que Theresa May no podía usar la seguridad como una herramienta de negociación durante las discusiones sobre el divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Afirmó: “Nunca aceptaremos que se produzca un intercambio de una cosa por la otra, que nos digan que pueden llegar a un buen acuerdo en materia de seguridad, tanto interior como exterior, si nosotros les damos el pacto comercial y económico que quieren”.

“Creo que la seguridad de nuestros ciudadanos es demasiado importante como para negociar con ella”.

La reacción del presidente francés François Hollande al inicio del Brexit fue más pesimista y desalentadora.

Francois Hollande advirtió que el Brexit será perjudicial para el Reino Unido. (Getty Images)

El señor Hollande advirtió que, si bien el Brexit será “doloroso desde el punto de vista emocional” para Europa también será “doloroso económicamente” para el Reino Unido.

Al regresar a casa, las noticias no fueron mejores para la señora May.

El líder del Partido Nacional Escocés en Westminster, Angus Robertson, no le dio muchas vueltas al tema cuando habló en el Parlamento.

Le dijo a los Comunes: “La Primera Ministra afirma que el Brexit le traerá unidad al Reino Unido, pero no lo hará. En este tema no hay un Reino Unido y la Primera Ministra debe respetar las diferencias entre las distintas naciones del Reino Unido”.

“Si no lo hace, si sigue siendo intransigente y le niega a Escocia el poder decidir sobre nuestro futuro, hará que la independencia escocesa sea inevitable”.

Otro mal presagio para el futuro de la unión vino de parte del primer ministro Galés, Carwyn Jones, quien colgó la espada de la independencia galesa sobre la cabeza de Theresa May.

El señor Jones compareció en el programa Today de BBC Radio 4 para afirmar que el acceso al mercado único europeo es un factor decisivo, alegando: “Queremos un acceso completo y sin restricciones al mercado único europeo”.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, echó por tierra la estrategia del Brexit de Theresa May. (Getty Images)

Como era de esperar, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, tampoco tuvo palabras muy amables sobre la estrategia del Brexit y advirtió que su partido obstaculizaría de buena gana la estrategia de Theresa May.

Comentó: “La dirección por la que la Primera Ministra amenaza con llevar a este país es imprudente y dañina”.

“Los laboristas no le darán carta blanca a este Gobierno para que use el Brexit como excusa para atacar los derechos, la protección y recortar los servicios públicos”.

Matilda Long
Yahoo Noticias, UK

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines