Si te informas sobre el cambio climático en Youtube probablemente caerás en el lado conspiranoico

Logo de Youtube. (Credito imagen Wikimedia).

Hace poco os hablaba de uno de los culpables en el crecimiento del número de seguidores de las llamadas teorías conspirativas (pensad en el Terraplanismo por ejemplo), que no era otra que la popular plataforma de vídeos online Youtube.

Bien, hoy vuelvo a la carga con los preocupantes resultados obtenidos por un estudio publicado en Frontiers in Communication por Joachim Allgaier (investigador de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Aachen, Alemania).

El autor del trabajo se sumergió en Youtube en busca de contenidos relacionados con algunos de los aspectos más buscados por los usuarios al respecto del cambio climático. ¿El resultado? Youtube está plagado de información poco veraz o totalmente anticientífica, lo cual sin duda está “contaminando” la opinión que puedan formarse los visitantes a esta popular plataforma. Un gran problema si tenemos en cuenta los 1.900 millones de usuarios que se conectan cada mes a Youtube.

Veamos más sobre el trabajo de Allgaierm titulado: “Comunicación científica y medioambiental en Youtube: comunicación distorsionada estratégicamente en los vídeos online sobre el cambio climático y la ingeniería climática”. Por lo que puedo leer, el autor del trabajo analizó 200 vídeos a los que accedió buscando 10 términos comúnmente relacionados con el cambio climático.

Dado que Youtube emplea un algoritmo que se ve influenciado por el historial de búsquedas del usuario, Allgaier empleó siempre un navegador anónimo llamado “Top browser” para así evitar resultados personalizados. Lo que descubrió fue que los vídeos subidos por teóricos de la conspiración dominan la plataforma en cuanto a contenidos sobre el cambio climático. En otras palabras, la mayoría de los vídeos se oponían al consenso científico global. Todas aquellas personas que emplean la plataforma para informarse recibirán – con una probabilidad muy alta – información distorsionada.

La mayoría de los videos relacionados con el cambio climático que analizó Allgaier, promovían la llamada teoría de la conspiración de los “chemtrails”, que afirma que los gobiernos usan aviones para "rociar" a la población con agentes biológicos y químicos, lo cual modifica el clima durante el proceso.

Por si fuera poco, los teóricos de la conspiración de Youtube se han apropiado también de algunos términos científicos relativamente recientes, para tergiversarlos. Este es lo que sucede con conceptos como “geoingeniería” o “modificación del clima”, cuando se introducen dichos términos en la barra de búsqueda, Youtube dirige a los visitantes – con una frecuencia mayor – a vídeos en los que se promueven teorías conspiranoicas o que incluso niegan la ciencia real tras el fenómeno climático.

La imagen de este oso polar famélico se ha convertido en un símbolo de los estragos del cambio climático. (Crédito imagen: Wikipedia).

Si hacéis la prueba veréis que no encontraréis información tratada al modo en que lo hacen científicos e ingenieros. En lugar de eso descubriréis contenido completamente anticientíficos. Es por ello que el autor del estudio cree que los científicos deberían hacer un esfuerzo para contrarrestar esta desinformación añadiendo contenidos enteramente basados en ciencia. Tal vez haya que formar alianzas con abogados y comunicadores, pero deberíamos convertir Youtube en una plataforma desde la que educar al público sobre el cambio climático, algo que ahora mismo a todas luces no sucede.

Ojo, no se está diciendo que no existan buenos divulgadores en Youtube, en efecto los hay, pero dado el enorme potencial de la plataforma para formar opinión entre grandes audiencias, se debería actuar – tal vez incluso modificando los algoritmos basados en inteligencia artificial – para tratar de revertir este sesgo pro-conspiración ahora detectado.

Por desgracia los algoritmos de búsqueda no son del todo transparentes, no hay más que ver las decisiones que toma la plataforma en modo “reproducción automática”, al sugerir los próximos vídeos que tal vez te interese visualizar.

En fin, dado el ya de por si elevado número de negacionistas del cambio climático (en Estados Unidos casi alcanzan el 40%) deberíamos exigir que la información veraz alcance más visibilidad. Después de todo, tenemos 12 años por delante para actuar si queremos evitar la catástrofe, tal y como recientemente hemos podido leer en The Guardian.

Me enteré leyendo Inquisitr.