"Si se rompe la división de poderes, se rompe la democracia", dice Rajoy sobre Venezuela

La diputada opositora venezolana Amelia Belisario discute con unos guardias nacionales durante una protesta frente al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, el 30 de marzo de 2017

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, mostró este viernes su preocupación tras la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de retirar las competencias a la Asamblea Nacional, alertando de que una ruptura de la división de poderes supone que "se rompe la democracia".

"Si se rompe la división de poderes se rompe la democracia. Por la libertad, la Democracia y el Estado de derecho en Venezuela", escribió poco antes de las 09h00 (7h00 GMT) en Twitter.

La reacción del mandatario español se une a una avalancha de críticas de la comunidad internacional contra el Gobierno de Nicolás Maduro tras la decisión del Tribunal Supremo, calificada de "golpe de Estado" por el presidente del Parlamento, Julio Borges.

Estados Unidos, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos (OEA), Canadá y varios países latinoamericanos (Brasil, Colombia, Chile, Perú, Argentina, México, Panamá y Guatemala) también denunciaron la decisión de la Sala Constitucional del TSJ, al que la oposición acusa de servir al Gobierno, de asumir las funciones del Parlamento.

En España, la prensa dedicaba amplios titulares a Venezuela este viernes, y tanto La Razón como El País consideraban que la anulación de competencias de la Asamblea y la asunción de poderes extraordinarios por Nicolas Maduro es un "golpe de Estado".

"Es un auténtico golpe de Estado para el que no cabe la más mínima matización", escribe El País en un editorial: "El retroceso de Venezuela hacia una dictadura constituye una tristísima noticia y arroja preocupantes sombras sobre el futuro", añade el diario mas leído de España.

Pablo Bustinduy, diputado por Madrid y encargado de las relaciones internacionales de Podemos, que sus adversarios consideran cercano al mandatario venezolano, declaró por su parte el jueves por la noche que "es muy importante que los sistemas democráticos que se abrieron en América Latina continúen", en referencia a Venezuela.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha mostrado con constancia su apoyo a opositores venezolanos. Recientemente concedió la nacionalidad a Lester Toledo, jefe de campaña del encarcelado líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, y recibe siempre con los brazos abiertos a su esposa, Lilian Tintori.

España también sigue con atención las gestiones del expresidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero, promotor del diálogo en el país junto a otros exmandatarios.

Las relaciones entre España y Venezuela han sido complicadas desde el Gobierno de Hugo Chávez (1999-2013), una tendencia que se mantuvo con su sucesor, Nicolás Maduro, quien llegó a acusar a Rajoy de formar parte de una "conjura internacional" para derrocarlo.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines