Si Mónica Carrillo fuera hombre.

Si Mónica Carrillo fuera un hombre, un exitoso presentador de informativos y autor super ventas de novelas, ¿habría escrito alguien un texto tan machista e insultante como el que un periodista escribió ayer en el diario Las Provincias? Este que van a leer es el mismo texto, pero con protagonista masculino. ¿Cómo les suena?

El presentador, de ojos de avellana enamora a la cámara y desde ella ejerce un efecto similar sobre las espectadoras. Tras este periodista hay mucho más que una cara bonita.

Este presentador de informativos se coló en nuestras vidas gracias a su trabajo televisivo en las franjas de máxima audiencia y, de momento, todavía no han quemado su imagen. Hay algo en él, esos pómulos, esos ojos de avellana, ese tono moreno de piel, esas caderas de fuego, ese trasero pistonudo, como de Superman Pocahontas. La cámara también lo desea y parece que levanta muchas pasiones entre una importante porción de señoras españolas. Pablo Motos lo entrevistó y me cuentan que lo calificó de «mito erótico». Nuestro presentador de noticias es guapo, pero su belleza no posee ese toque turbador de los hombres que arrastran un pasado pecador y unos cuantos secretos en el volumen de su entrepierna canalillo de su pecho. Porque él es el novio que los padres desean para sus hijas, más concretamente para que sus hijas sienten la cabeza. Y nuestro presentador me transmite, mira por dónde, imagen de fertilidad, aunque todavía no ha sido padre ni parece tener prisa en tal menester.

Es muy discreto en su vida privada y ni siquiera conocemos el careto de su afortunada novia. Se confiesa vergonzoso y tímido, tanto que sufre cuando se desnuda en el vestuario del gimnasio ante otros compañeros.

Espero que no lo achicharren y le deseo grandes éxitos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente