Shireen Abu Akleh, 'Ben & Jerry’s' en Cisjordania y una huelga de mujeres atraviesan Medio Oriente

·8 min de lectura
© Reuters / AFP

Esta semana 'Fragmentos de Oriente' refleja gran actualidad palestino-israelí, a raíz de la poca contundencia de EE. UU. sobre el asesinato de la periodista de 'Al Jazeera' y el apretón de manos entre Mahmud Abbas y el líder político de Hamás. La venta de helados 'Ben & Jerry’s' en territorio palestino ocupado, tormentas de arena y polvo en Irak, y una huelga transfronteriza contra los feminicidios completan el resumen noticioso de la región, marcada por la festividad Eid al-Adha.

Del árabe Ahlan wa sahlan (أهلا وسهلا), sean bienvenidos a 'Fragmentos de Oriente'. Un resumen que cada viernes les acercará a los hechos más destacados de la región de Medio Oriente y sus países aledaños, y que esta semana inicia con una investigación que aún aguarda justicia: el asesinato de Shireen Abu Akleh.

1) Estados Unidos, entre su aliado israelí y el "rendir cuentas"

Después de acumular críticas por su falta de acción, Estados Unidos se involucró en las pesquisas del caso de la reportera palestino-estadounidense, asesinada el 11 de mayo por un disparo en la cabeza durante un arresto-redada de las fuerzas de Israel en el campo de refugiados de Jenín, en la Cisjordania ocupada.

Washington medió para que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) le entregara la bala y coordinó un estudio con forenses independientes, además de analizar las investigaciones de palestinos e israelíes. Sin embargo, sus conclusiones del 4 de julio estuvieron lejos de dar una respuesta definitiva al crimen: el proyectil estaba "muy dañado" como para determinar el origen del disparo; y Shireen fue "probablemente" asesinada por un soldado israelí, aunque de forma "no intencional".

Un balance lo suficientemente ambiguo para que sigan coexistiendo las dos versiones sabidas. Por un lado, la de los datos de medios estadounidenses, ONU, Fiscalía palestina y testimonios presentes, que aseguran que no había presencia de milicias palestinas y señalan la culpabilidad de Israel. Por el otro, la postura del Gobierno israelí y de sus Fuerzas de Defensa (IDF), que dice que no es posible definir si el disparo fue de un soldado propio o de un miliciano palestino.

Así, la conclusión de Estados Unidos –que afirma pedir a Israel "rendir cuentas"–defraudó a la Organización para la Liberación de Palestina, que acusó al país de "ocultar la verdad" y de usar "referencias tímidas" para evadir la responsabilidad israelí. Ídem la Fiscalía palestina, que tildó el anuncio de "inaceptable", cuando al tiempo la familia de Abu Akleh, ante la "falta de transparencia" del examen estadounidense, denunciaba "un insulto" a su memoria.

Tampoco cayó bien dentro del Ejecutivo israelí en transición que su aliado culpabilizara a las IDF de posibles responsables, como recogió 'The Times of Israel'. Si Estados Unidos pretendía zanjar su postura antes de la gira del presidente Joe Biden por Medio Oriente, la ausencia de justicia para Abu Akleh augura ensombrecer su visita. Ya este 8 de julio su familia volvió a acusar a Estados Unidos de permitir la "impunidad" de Israel y pidió verse cara a cara con Biden.

2) Ocupar Cisjordania con helado 'Ben & Jerry’s'

En julio de 2021, la compañía estadounidense decidió que ese sería su último año de ventas en Cisjordania ocupada. Quería desligarse de los asentamientos ilegales de colonos israelíes. Lo que jamás imaginó el dúo de amigos de origen judío es que un empresario de Israel y su propio conglomerado matriz Unilever –el cual adquirió 'B&J's' en 2020– le truncarían el cierre de contrato.

Unilever comunicó hace unos días que los intereses comerciales de 'B&J's' en Israel pasarían a manos de la 'American Quality Products' (AQP) de Avi Zinger, hoy convertido en héroe local por el diario 'Haaretz', al ganar con su "pequeña fábrica" a un "gigante mundial". Y es que ese contrato de 33 años ya no es para Zinger una franquicia, sino su propiedad, "sin regalías por las ventas", sin "ningún jefe que interfiera con su trabajo"; casi un regalo de parte de Unilever, que quería deshacerse de esta disputa dentro del conglomerado.

No obstante, por ahora, la historia no termina con tarros de helados distribuidos desde Israel. 'Ben & Jerry’s' demandó este 5 de julio a Unilever para, uno, bloquear la venta, y dos, preservar "la integridad social" de su marca, "tan importante como los helados que fabricamos desde 1978".

"'Ben & Jerry's' es una institución estadounidense. Una institución conocida por sus posiciones progresistas, fundadas sobre principios que adopta sobre diversas cuestiones de la sociedad, tanto a nivel nacional como internacional", ha declarado la sociedad en su dosier judicial.

3) "Simbólico" apretón de manos interpalestino

Sucedió en Argelia durante su 60 aniversario de independencia. Los líderes Mahmud Abbas e Ismail Haniyeh protagonizaron este 5 de julio un acercamiento de la Autoridad Palestina (regida por la Organización para la Liberación de Palestina) y del movimiento Hamás en Gaza, en un apretón de manos que no ocurría desde su última cita hace casi seis años.

En 2006, la fractura palestina se agrietó del todo a raíz de la victoria de Hamás en las elecciones legislativas, que arrasó con el partido Fatah de Abbas. Como consecuencia, desde entonces dos facciones palestinas se disputan –con palabras y en ocasiones militarmente– la representación política del pueblo palestino.

Por ello Eugenio García Gascón, veterano corresponsal en Jerusalén, acierta en señalar en este artículo en 'Público' que la foto, más que "histórica", es meramente "simbólica" porque "no mejorará la situación". Sobre todo por ser un producto del empeño del presidente argelino Abdelmadjid Tebboune (quien busca mejorar su política exterior enfrentando al reciente eje Israel-norte de África) y no una voluntad de la ANP o de Hamás.

Ambas debilitadas por Israel, y cada vez más aisladas por Estados Unidos, la Unión Europea y las naciones árabes vecinas, nada indica que Haniyeh y Abbas sigan conversando. A este último (87 años) no le interesa ceder ni un milímetro la presidencia palestina, amenazada electoralmente por Hamás, pero protegida por las autoridades israelíes a las que permite intervenir en Cisjordania y combatir al grupo islamista.

  • Dato: Mientras Marruecos encabeza las nuevas relaciones de Israel en el norte de África, Argelia se mantiene en la defensa de la causa palestina.

4) Huelga transfronteriza contra los feminicidios

Nayera Ashraf en Egipto. Iman Rashid en Jordania. Lubna Mansour en Emiratos Árabes Unidos.

Tres mujeres asesinadas entre el 20 y el 24 de junio por hombres a los que rechazaron. Sus nombres y sus caras se replicaron en redes sociales e impulsaron un movimiento transnacional en contra de la violencia de género en Medio Oriente y el norte de África (MENA).

De ahí nació que este 6 de julio se concretara una huelga regional feminista, bajo el respaldo de más de 30 organizaciones. La campaña, mayormente virtual, se centró en la seguridad para las mujeres de la región y el freno de la violencia a la que se ven sometidas. En redes, los mensajes de solidaridad, muestras de arte y llamados a no asistir a los trabajos o abstenerse de tareas se multiplicaron.

En otros casos la protesta se trasladó a la calle. En Jordania, decenas de mujeres realizaron una sentada de una hora frente a la Cámara de Representantes bajo consignas como "no al asesinato de mujeres" y "solidaridad transfronteriza". También hubo marchas en Sudán, Túnez, Líbano, Siria y la Franja de Gaza.

Tras esta primera experiencia, el incipiente movimiento pretende seguir creciendo para enfrentar la violencia de género, agravada en la región por sociedades conservadoras y religiosas, y sistemas patriarcales que normalizan las agresiones a las mujeres, muchas veces desamparadas por las leyes.

Según ONU Mujeres, el 37% de las mujeres árabes han experimentado alguna forma de violencia en sus vidas, pese a que un alto número de ataques no son denunciados, mientras que 6 de cada 10 evitan solicitar apoyo o protección por miedo a represalias. Una situación empeorada por los encierros por pandemia.

5) Irak, asolada por nubes de polvo y vacío

A 100.000 personas extraña Mosul, cifra que el Consejo Noruego para los Refugiados vinculó el 6 de julio a quienes, ante el asesinato y terror causado por el Estado Islámico (EI), aún no han regresado a su ciudad del norte de Irak.

Entre los años 2014 y 2017, el grupo yihadista asentó allí la capital de su califato forzando el desplazamiento de cerca de medio millón de habitantes. Salvo que después de su expulsión, hace justo cinco julios, "100.000 personas de Mosul siguen desplazadas" y la urbe luce "carreteras, hospitales y escuelas muy dañadas", que requieren, de acuerdo a la ONG, tanto de recursos económicos como de profesionales.

El impacto de la guerra se une a otra tendencia regional: irrespirables tormentas de arena y polvo. Comunes de mayo a julio, también en Irán o Siria, cada vez son más intensas y prolongadas, e inician antes de abril e incluso marzo. Así es como desde hace meses viven, trabajan y estudian los iraquíes, cuyos hospitales han visto un aumento de las admisiones por enfermedades respiratorias graves. Los casos de asfixia se cuentan por miles, mientras los ecologistas denuncian que la emergencia climática, sumada a una deficiente gestión del agua y de las sequías, están provocando que más suelo de Medio Oriente se convierta en arena.

  • Dato: Según el Banco Mundial, los daños materiales y sanitarios de estas tormentas cuestan cada año a Medio Oriente y el norte de África unos 13.000 millones de dólares.

Y la imagen de la semana, como es habitual año tras año, es la de los fieles musulmanes celebrando el Eid al-Adha o 'Fiesta del sacrificio' (del 8 al 12 de julio), que recuerda la voluntad del profeta Ibrahim de sacrificar a su hijo Ismail como como tributo a Allah.

Su punto culmine es el Hajj, la peregrinación a La Meca que todo musulmán debe realizar al menos una vez en la vida. Después de dos años reducidos por la pandemia, este 2022 recupera las multitudes en el Monte Arafat en Arabia Saudita. Eso sí, pese al alivio, se mantiene una restricción de un millón de personas como máximo, de las cuales 850.000 son extranjeros, quienes fueron habilitados para ingresar tras haber sido vetados en 2020 y 2021.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente