Shanghái, capital económica de China, reabre parcialmente lugares turísticos

Varios monumentos y lugares turísticos han vuelto a abrir parcialmente el jueves en Shanghái, ya que la capital económica china no registra ninguna nueva contaminación por coronavirus y la actividad se reanuda progresivamente en otras partes del país.

La Torre de Shanghái, el segundo edificio más alto del mundo con 632 metros de altura, y la futurista Perla de Oriente, la emblemática torre de televisión con vistas al río Huangpu, anunciaron la reapertura de las plataformas de observación y de diversos espacios, cuyo acceso, sin embargo, seguirá sometido a ciertas restricciones.

El museo de Shanghái reabrirá el viernes, pero no podrá recibir más de 2.000 visitantes por día.

Según los medios de comunicación locales, se abrirán gradualmente otros lugares turísticos.

El lunes se reabrió parcialmente el complejo Disneylandia Shanghái. El parque de atracciones propiamente dicho permanece cerrado, pero un "número limitado" de tiendas, restaurantes y un hotel reanudaron sus actividades. Se trata de la "primera etapa de una reapertura gradual", dijo Disney, sin especificar cuándo podría volver a funcionar el complejo.

Shanghái cerró prácticamente todos los lugares de reunión públicos a finales de enero, cuando China impuso restricciones drásticas para detener la propagación del covid-19.

Sin embargo, en las últimas semanas, el número de nuevas infecciones disminuyó considerablemente en el país y el miércoles Shanghái no registró nuevos casos.

En total, el coronavirus causó al menos 3.169 muertes en China, de lejos el país más afectado del mundo con 80.793 personas infectadas según el último balance.