El repunte de contagios en el país que lidera la vacunación

·4 min de lectura

Desde el comienzo de la pandemia a comienzos del 2020 el número de contagios y fallecidos no ha dejado de crecer en el planeta. Actualmente se han reportado más de 155 millones de casos y el número de víctimas mortales se sitúa por encima de los tres millones, con India como gran epicentro y notificando récords diarios de positivos. 

Sin embargo, la llegada de las vacunas ha arrojado esperanza en las sociedades y permite empezar a vislumbrar un mundo similar al que había antes. En algunos territorios incluso, como es el caso de Gibraltar, han desterrado las mascarillas del espacio público, y en otros, como Reino Unido, se empiezan a hacer pruebas con eventos multitudinarios. 

En este sentido, los países que van más avanzados en la vacunación ayudan al resto a identificar qué medidas de relajación se pueden aplicar y con cuáles hay que ser más cautos. Y lo cierto es que las noticias que llegan desde Seychelles suponen un jarro de agua fría.

Seychelles es el país más avanzado en la vacunación. (Photo by RASSIN VANNIER/AFP via Getty Images)
Seychelles es el país más avanzado en la vacunación. (Photo by RASSIN VANNIER/AFP via Getty Images)

Este archipiélago de islas, que se encuentra en el Océano Índico frente a la costa de África Oriental, es el país más avanzado en la vacunación (por delante de Israel) y acaba de verse obligado a implementar nuevas restricciones debido a un aumento muy importante de los contagios.

Esta pequeña nación, de apenas 98.000 habitantes y que vive fundamentalmente del turismo, ya ha sido capaz de inmunizar a una parte importante de su población. Concretamente, el 69,19% de sus habitantes ya había recibido al menos una dosis el pasado 3 de mayo, mientras que un 60,7% contaban en esa misma fecha con la pauta completa.

Por ponerlo en contexto, Israel, que ha sido considerado como un ejemplo en la velocidad de vacunación, cuenta actualmente con un 62,51% de población con el primer pinchazo y un 58,5% con los dos.

Los datos de Seychelles apuntan a que estaría a punto de lograr la inmunidad de rebaño, que teóricamente se alcanza con el 70% de la población vacunada, y por tanto los contagios y fallecimientos deberían reducirse ampliamente.

Sin embargo, en este país africano está ocurriendo exactamente lo contrario. A lo largo de la pandemia en estas islas apenas ha habido unos 6.300 casos y 28 muertos en total y las cifras más altas se están produciendo estos últimos días.

Repunte de contagios en Seychelles (Worlometers.info)
Repunte de contagios en Seychelles (Worlometers.info)

El pasado 3 de mayo las autoridades han reportado 500 positivos y el 30 de abril fueron 314. Hasta ahora el número más alto se había producido el 13 de abril con 189. En todo 2020 el registro más alto fue 59. Así pues los datos muestran que Seychelles está sufriendo una nueva ola de contagios en un punto en el que la vacunación está muy avanzada y ha obligado a las autoridades a tomar medidas restrictivas.

Entre ellas se encuentra el cierre de las escuelas, la cancelación de actividades deportivas durante dos semanas, la prohibición de visitar casas ajenas o el cierre antes de la hora habitual de los bares. Son unas medidas similares a las que se tomaron a finales de 2020 para contener un repunte de contagios.

Las vacunas en el país

Con el objetivo de recuperar el turismo cuanto antes, Seychelles empezó la vacunación desde el mes de enero gracias a que Emiratos Árabes donó las vacunas chinas de Sinopharm, que según las autoridades del gigante asiático tienen unas tasas de protección bajas. 

Además, el país ha aprobado otros tres compuestos: el de Moderna (Estados Unidos); la Sputnik V (Rusia) y Covishield (India). Esta última está producida por AstraZeneca en colaboración con el Instituto Serum.

Por el momento las autoridades desconocen los motivos de este repunte, aunque han señalado que la sociedad está tomando menos precauciones contra el virus que antes. También ha podido afectar algo el hecho de que a mediados de abril aproximadamente un 60% de los vacunados lo habían hecho con el compuesto chino, mientras que al resto se les administraba el indio. Es posible que la unión de una falsa sensación de seguridad tras ponerse una primera dosis con una eficacia baja de las vacunas haya podido provocar esta nueva ola.

En las próximas semanas el Gobierno dará más detalles de lo ocurrido, pero de momento este revés muestra que no se puede bajar la guardia con la pandemia y que todas las relajaciones de las medidas restrictivas deben ir con pies de plomo. Una situación, la de tener al 70% de la población vacunada, que España espera tener antes del final de verano y que acercará la llegada de la nueva normalidad.

EN VÍDEO I El vídeo que nos devuelve a la dureza con la que el Covid está golpeando al mundo

Más historias que te pueden interesar: