Serre Ponçon: la gestión medioambiental del lago artificial más grande de Francia

© Mairie de Savines le Lac

Serre Ponçon es el lago artificial más grande de Francia y el segundo de Europa. Cada verano atrae a miles de turistas. Su ubicación, en los Alpes del Sur, no muy lejos del mediterráneo, permite ofrecer un clima cálido en el día y refrescante por la noche, gracias a las montañas del macizo des Ecrins. Un lago con múltiples exigencias que se enfrenta también al cambio climático. Primer episodio de una serie de reportajes en esta bella región de Hautes Alpes.

Lo primero que llama la atención de este lago de Serre Ponçon es su color azul turquesa. Tiene una forma alargada, en forma de "V", y se encuentra al pie de los Alpes franceses del sur, no muy lejos del mediterráneo, en el departamento de Hautes Alpes, aunque también una parte de la ribera toca el departamento de los Altos Alpes de Provenza.

Un lago donde se practican muchas actividades como el windsurf, la vela, el kite surf, la pesca o el remo.

En realidad este lago es un lago artificial, hecho con materiales extraídos del lecho del río Durance entre 1955 y 1960. Su construcción exigió desplazar a los habitantes de dos pueblos, Savines y Ubaye.

Y si bien, este lago fue hecho primero con fines agrícolas y energéticos, y también para evitar las inundaciones del río Durance, a lo largo de los años se ha convertido en un motor turístico de la región y a la vez en un reto ecológico para su gestión global.

Este año, muchos lagos del sur de Francia se enfrentan a una gran sequía. El lago de Serre Ponçon también ha sufrido y su nivel de agua bajó mucho, aunque el día que fuimos a hacer este reportaje cayó un gran aguacero.

Brisas térmicas


Leer más sobre RFI Español