¿Es posible hacer el programa de Ana Rosa desde fuera de Madrid?

Asier Martiarena
·3 min de lectura
Estatua del oso y el madroño, ubicada en la Puerta del Sol de Madrid. (Photo by: Education Images/Universal Images Group via Getty Images)
Estatua del oso y el madroño, ubicada en la Puerta del Sol de Madrid. (Photo by: Education Images/Universal Images Group via Getty Images)

Uno de los conceptos acuñados en esta campaña electoral de Madrid es el de la 'madrileñofobia'. La práctica totalidad de los candidatos lo han abordado. Ángel Gabilondo (PSOE), Mónica García (Más Madrid)... Isabel Díaz Ayuso (PP), de hecho, lo ha mencionado hoy mismo en una entrevista en TVE. Como rechazo del resto de las comunidades autónomas a su estrategia de un pseudo de nacionalismo castizo. El 'palabro' puede ser nuevo. Pero no su origen, una respuesta de hartazgo que ha ido permeando como una gota malaya contra al ‘madrileñocentrismo’ que, en palabras del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, es una "aspiradora que succiona buena parte de los recursos del país".

Hablamos de un malestar que empieza a brotar con fuerza ahora. Después de años en los que parece que lo que sucede alrededor de la Puerta del Sol tiene que interesar por igual a todos los españoles. Que en muchos casos han estado más informados de la tala de árboles frente al Museo Thyssen-Bornemisza, o del soterramiento de la M-30, que de grandes infraestructuras construidas en sus localidades o provincias.

Ayuso, y los comicios del martes 4 de mayo en Madrid, se han convertido en una especie de primera vuelta de las próximas elecciones generales. Con cadenas nacionales de televisión ofreciendo la señal del debate que organizó Telemadrid, con entrevistas en RTVE en prime time y no durante las desconexiones regionales.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

Obviamente se habla de Ayuso y de Iglesias en algunas conversaciones de cigarro de San Sebastián, Vigo, Málaga o Valencia, por poner solo cuatro ejemplos. ¿Pero la temática proviene del interés del español que vive fuera de Madrid? o por el contrario ¿es una consecuencia del bombardeo al que los medios de comunicación someten a toda España desde Madrid y, en menor medida, desde Barcelona?

Como se apuntaba en un post reciente, el 73,9% de los españoles no vive en ninguna de esas dos ciudades, aunque se les informa puntualmente de todo lo que ocurre en ellas como si, por ejemplo, fueran a votar el próximo martes.

¿Acaso no se puede hacer una escaleta diferente en los programas de radio y televisión? Hace años se emitían programas de televisión con audiencias nacionales realizados fuera de Madrid o Cataluña. Hoy parece impensable hacer 'El programa de Ana Rosa' o 'Espejo Público' desde Zaragoza, Bilbao o Sevilla. Por no hablar de las campanadas, que parece que solamente hay un reloj en España para dar la bienvenida al Año Nuevo.

Las corporaciones privadas están sujetas a las normas que decidan sus dueños o accionistas. Pero públicas no. Es el caso de la BBC, la Corporación británica de radiodifusión planea mudar algunas de sus producciones fuera de la capital. Una consecuencia de las críticas recibidas, incluso por parte de algunos ministros, por ofrecer una "perspectiva urbana estrecha".

La campaña, bautizada como Across the UK -En todo el Reino Unido-, supondrá, además de ofrecer una visión más completa de la actualidad nacional, la inversión de cerca de 800 millones de euros en áreas más deprimidas que la capital.

Tim Davie, director general de la BBC, ha explicado recientemente que la “misión debe ser trabajar y retransmitir para todo el Reino Unido y garantizar que todos los hogares obtengan una representación y un servicio de la BBC. Estos planes se acercarán al público, crearán empleos e inversiones, y desarrollarán nuevos talentos”. ¿Se imaginan algo así en España?

En vídeo | Fascistas vs pro referéndum: España, también dividida en la Puerta del Sol

Más historias que te pueden interesar: