Sergio Mayer banaliza el acoso sexual con una "broma" insensible que defiende aún cuando ofrece disculpas

·3 min de lectura

Ya sabemos que a Sergio Mayer Bretón le gusta estar en el candelero. Ya lo buscaba desde sus mocedades en Garibaldi, y más desde 2018, cuando obtuvo una diputación. Pero también mete la pata y cuando lo hace, suele hacerlo (como todo lo que emprende) de manera espectacular.

Por eso mismo es que ahora andan en boca de todos él y su esposa Issabela (antes Érika) Camil, y todo por una publicación que hiciera en sus redes, que tituló como broma y que le salió muy cara, al recibir un diluvio de reclamos, oprobios y hasta groserías, por lo insensible de su comentario, aunque pretendiera ser chistoso.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Recibí acoso en mi contra de parte de @issabelacamil durante mi recorrido en #magdalenacontreras 😉 Me encanto 😍😍😍" escribió Mayer en su Instagram, en una foto en la que aparece de espaldas con su esposa y madre de sus hijas, que le aprieta un glúteo.

La imagen publicada es, de por sí y en sí misma, un detalle simpático que demuestra que la pareja, más allá de su estatus como figuras públicas, tiene armonía en su relación y que su vida sexual es plena, cosa que no debería de importarnos nada en lo absoluto —ahora sí que cada quien hace con sus posaderas lo que le plazca, faltaba más—, pero el tema surgió por el pie de foto que Mayer puso y que devino en una auténtica retahíla de reproches en los comentarios a su publicación. 

MEXICO CITY, MEXICO - MAY 19:  Issabela Camil and Sergio Mayer attend the media presentation of the show
Issabela Camil y Sergio Mayer. (Victor Chavez/Getty Images)

Y es que era de esperarse: el acoso sexual —sin distinción de género- es algo intolerable y no debería ser tomado a la ligera, sobre todo considerando que en la plataforma de la diputación federal de Mayer Bretón, el combate al acoso y abuso sexual había sido una de sus principales políticas.

No se sabe si la metedura de pata (por decirlo de alguna manera) influiría en que Mayer perdiera su reelección como diputado federal — perdió ante su contrincante Diana María Lara por más de cincuenta mil votos—, pero lo cierto es que la paliza que recibió por parte del público fue dura y debería ser una lección para alguien que, en las redes, a veces cree que se las sabe todas.

"De lo más desacertado el comentario, la violencia no debe ser 'divertida', esto es una interacción en pareja, algo consensuado, consentido y hasta lindo si quieres. Pésimo el sentido de broma que le quieres dar, es una burla a las víctimas. Ojalá nunca lo pasen tus hijas o esposa con un fulano o fulana de quien no lo quieren porque ahí no te va a dar risa".

"En este caso no es 'violencia sexual' puesto que es consensuado el acto y lo disfrutan ambas partes. Ese tipo de comentarios desvirtúan el trasfondo real del acoso sexual o abuso físico, donde la víctima en ningún momento permite dicho acercamiento. ¡Y ojo! No hablo de violencia de género"

"¿Cómo puedes bromear sobre esto? La violencia sexual no es juego, ni chiste".

"Pésimo mensaje escribir en la misma frase 'violencia sexual' y 'me encantó', pero bueno qué se puede esperar de alguien que no creo que lea mucho sobre el tema. Tienes una gran responsabilidad al tener ese cargo..."

¿Y quieren saber lo más irónico de todo? Que mientras a Mayer le llovía una tunda, la hermanastra de Jaime Camil compartió exactamente la misma imagen en su cuenta de Instagram con el siguiente título: "Con permiso, Diputado", y al contrario de lo que le pasó a Mayer, ella desencadenó todo tipo de bromas por parte de sus fans y amigos famosos en la red social. 

Mayer, al ver lo que había ocurrido, trató de hacer control de daños —más con la respuesta de las urnas viniéndosele encima— y dio una entrevista a 'Sale el sol', donde textualmente puntualizó: "Si hay alguien que defiende precisamente a la mujer soy yo, estoy en contra de la violencia de género; de hecho es parte de mi agenda y tengo varios temas que estoy apoyando en las fiscalías de diferentes lugares para darles seguimiento y evitar que se siga dando el acoso, pero también es bonito compartir ese tipo de cosas".

Y agregó: "Por eso digo, quizás el término violencia lo modifiqué y puse ya acoso, que fui acosado por mi mujer, y ya. Lo expresé de manera, desde mi punto de vista, simpática. Y les ofrezco una disculpa a los que se sintieron ofendidos, pero así soy yo y lo hice de una manera respetuosa, evidentemente con mi mujer".

A veces, la diferencia la hace un poco de sentido común, pero no le digan al pronto exdiputado, porque seguro lo tomará a mal.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Las mentadas no funcionaron; Alfredo Adame pierde diputación en Tlalpan

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente