Sergio González cree que llegarán en condiciones óptimas a la competición

Valladolid, 12 may (EFE).- El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, cree que su equipo llegará en condiciones óptimas al regreso a la competición, sobre todo si se cuenta con "cinco o seis" semanas de trabajo para poder controlar la readaptación a la nueva situación.

En una entrevista publicada en la web del club blanquivioleta, el técnico ha reconocido que, en este tiempo de confinamiento, tras la aparición de la COVID-19, todo el club "ha cumplido a rajatabla con lo que había que hacer, con responsabilidad y concienciados sobre la importancia de ayudar a la sociedad".

En este sentido, ha advertido de que "la incertidumbre hace mucho daño psicológico a las personas" y que "nadie pensaba que esto iba a llegar tan lejos, con lo que nos ha desbordado, pero la ciudadanía ha sabido adaptarse y hay que agradecer y valorar, especialmente, el trabajo de los que están en primera línea".

"Ellos son los héroes de este momento y debemos mostrar una absoluta gratitud por todo lo que están haciendo y por buscar soluciones en momentos tan complicados", ha añadido Sergio González, quien ha querido mandar "un beso grande" a los familiares de todas las personas que han fallecido por esta pandemia.

Según el entrenador del Real Valladolid, su equipo ha asumido la situación "con una actitud excepcional y un gran compromiso", y detallado cómo se ha planeado el trabajo: "Las dos primeras semanas fueron tranquilas, para situarnos en el nuevo escenario, y se crearon varios grupos de trabajo que atendían a 5 o 6 futbolistas cada uno".

"A partir de la tercera semana se produjo un punto de inflexión y se elaboraron sesiones grupales cada semana -dos al principio, y tres, más tarde-, para eliminar las posibles mermas físicas del confinamiento y para incidir en el aspecto psicológico, reinventándonos y buscando las mejores opciones", ha añadido.

Este parón ha de servir a su juicio para "disfrutar y valorar aún más lo que tenemos, de volver incluso con más pasión, como están demostrando todos, a pesar de tener que cumplir con unas normas de seguridad estrictas y de afrontar una rutina diferente, y con la firme intención de dar pasos adelante, eliminando al máximo las sobrecargas y los riesgos de lesión", ha asegurado.

Además, puesto que el regreso a la competición supondrá jugar un partido cada tres días, los futbolistas deberán asumir esa exigencia añadida y, en este caso, eso permitirá que "todos tengan un papel importante, ya que cada uno de ellos va a ser necesario para afrontar con garantías ese retorno".

Sergio González ha lamentado que durante estos dos meses de confinamiento "no haya habido más reuniones, ni LaLiga ni la Federación Española de Fútbol hayan preguntado a los entrenadores por sus sensaciones, sus opiniones o sus ideas a la hora de volver al trabajo", aunque es consciente de que "estaba todo tan en el aire que no se podían marcar fases".

Como sucediera antes de la aparición de la COVID-19, el técnico sigue apelando a la "fuerza y la unión del grupo, a su ilusión y a su compromiso" para regresar "en las mejores condiciones posibles" y, al respecto, considera que "en dos o tres semanas, se habrá equilibrado lo que se haya podido perder durante el parón".

(c) Agencia EFE