Serbia y Kosovo alcanzan un acuerdo en Bruselas para frenar la crisis de las matrículas

·1 min de lectura

Tras varios días de crisis creciente, Serbia y Kosovo acordaron este jueves en Bruselas retirar sus respectivas fuerzas militares desplegadas en la frontera. El pacto entrará en vigor este sábado, dos de octubre.

El representante especial de la Unión Europea para el diálogo entre ambos gobiernos, Miroslav Lajcak, era el encargado de anunciarlo a través de su cuenta de Twitter, agradeciendo a los negociadores de uno y otro lado su disposición para llegar a una solución pacífica.

A partir del día dos y durante las siguientes dos semanas será la KFOR de la OTAN la encargada de controlar la situación en los pasos fronterizos de Jarinje y Brnjak, para "mantener un ambiente seguro y la libertad de movimiento".

Lee: Tensión Serbia - Kósovo por las matrículas de vehículos

El anuncio de Bruselas coincide además con la visita a los Balcanes de la presidenta de la Comision Europea, Ursula Von der Leyen, que celebraba desde Belgrado y junto al presidente Alexandar Vučić el acuerdo alcanzado:

"He hablado de estos temas con el Presidente Vučić y el primer ministro Kurti", decía Von der Leyen, "y me parece muy positivo que hayan llegado a un acuerdo para resolver las tensiones en el norte de Kosovo".

La nueva crisis entre Kosovo y Serbia se desataba el pasado día 20 después de que el primero prohibiera la entrada a su territorio a todo aquel vehículo que llevara matrícula serbia, a lo que Belgrado no tardó en responder con la misma moneda, desplegando ambos a sus soldados en la frontera.

El nuevo acuerdo trabajará en un mecanismo válido para ambos que facilite el tránsito de coches a uno y otro lado sin generar con ello nuevos e inncesarios problemas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente