Dice ser el nieto del chófer de Hitler y le han incautado un arsenal terrorífico en Málaga

Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil en Málaga han desarticulado una red de tráfico de armas que llevaba 3 años surtiendo de armas de guerra para coleccionistas recicladas a los clanes de narcotraficantes de Costa del Sol y Campo de Gibraltar. En la operación, denominada Nongreta, la Guardia Civil ha encontrado un arsenal de 160 fusiles y pistolas, así como una importante colección de objetos bélicos relacionados con la Alemania Nazi en la casa de uno de los 3 miembros de la banda detenidos, 2 ciudadadanos alemanes y uno británico. El hombre, que presumía de ser el nieto del chófer de Hitler, mantenía conexiones conocidas con miembros de la extrema derecha en Alemania y buscaba también contactos con grupos de ultraderecha españoles. En su hogar se ha encontrado un almacén donde el hombre coleccionaba emblemas, uniformes y otros objetos relacionados con la Alemania de Hitler.

El mismo hombre mantenía alquilada una nave, también en la provincia de Málaga, donde los agentes han hallado 121 armas cortas, 22 fusiles de asalto y ocho subfusiles, entre otras. También han encontrado 9.967 cartuchos de diferentes calibres, ocho silenciadores, 273 cargadores y hasta una granada con un kilo y medio de explosivo militar. Utilizaba la nave como piso franco donde el grupo guardaba las armas ya arregladas.

Y es que el procedimiento de la banda era traer armas de guerra destinadas a coleccionistas e inutilizadas desde Europa del Este, modificarlas y volverlas a poner en circulación en el mercado ilegal. Precisamente otro de los ciudadanos alemanes detenidos, se encargaba de reciclar y poner a punto las armas gracias a un taller clandestino que se hallaba tras un tabique en la casa del detenido, de 70 años, en el municipio de Coín.