Parece que ser nazi y propagar tu odio por la calle sale barato en España

·3 min de lectura
La marcha nazi recorrió las calles de Chueca, el barrio gay de Madrid, con gritos homófobos y xenófobos. (Photo By Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)
La marcha nazi recorrió las calles de Chueca, el barrio gay de Madrid, con gritos homófobos y xenófobos. (Photo By Jesus Hellin/Europa Press via Getty Images)

Hacer botellón en Madrid puede conllevar una multa de 600 euros. Lo mismo que organizar una marcha nazi. ¿Son delito ambos comportamientos? Sí, sin duda. ¿Son igual de graves? Suena fuerte, pero para la Justicia actual sí. Con la particularidad, además, de que, si en el botellón participan 10 personas, la Policía puede llegar a extender otras tantas sanciones. Mientras que si en la manifestación se congregan hasta 200 personas -como el pasado domingo en Chueca- para propagar su odio hacia los vecinos, la multa no cambia. Por lo que se puede repartir entre todos los participantes. 

No hace falta que saquen la calculadora. El portavoz de Más País, Íñigo Errejón, ya ha hecho los cálculos y cada neonazi sale a poco más de tres euros por barba. Y el hecho de que gritaran varios 'viva Hitler' o 'Fuera maricas de nuestros barrios', no son agravantes de ningún tipo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Los hechos son aún más graves después del incremento de agresiones homófobas, algunas de ellas hasta la muerte, tras la proliferación de discursos políticos abiertamente contrarios a los derechos LGTBI. De hecho, en la manifestación celebrada en Madrid como señal de repulsa por el brutal asesinato de Samuel en A Coruña, la Policía cargó contra los manifestantes. Mientras que este domingo en Chueca, el mismo cuerpo de las Fuerzas de Seguridad procedió a escoltar a quienes entonaban los mismos mensajes homófobos que el asesino de Galicia.

El PSOE insiste en que entonar discursos homófobos para ganar votos es muy peligroso, y en España ya se están viendo las consecuencias. El presidente de Vox, Santiago Abascal, partido al que apuntan buena parte de los indicios, se ha visto en un aprieto y ha tratado de escurrir el bulto sembrando la duda sobre la autoría de la convocatoria: "Apesta a cloaca socialista", señaló ayer sin aportar una sola prueba.

Sin embargo, un mínimo análisis de la organización Madrid Seguro, convocante de la marcha, permite ver que buena parte de sus seguidores son simpatizantes de Vox. Incluso Vox, como formación, es seguidora de Madrid Seguro.

Y al abrigo proporcionado, a la marcha se sumaron diversas asociaciones vecinales de corte neonazi como la Asociación de vecinos de San Blas Canillejas; la Asociación de vecinos de Villamantilla; la asociación España 2000; Juventud Nacional; o el Partido Orden y Ley (POLE), entre otros.

Dejando a un lado las manos negras y el juego de lanzar sospechas, el Gobierno se ha afanado en señalar que ya ha recurrido la manifestación ante la Fiscalía, que ya está investigando los posibles delitos de odio que se pudieran haber cometido, y que se va a aplicar la legalidad vigente ante estos hechos. Y ese es el problema, que la ley es demasiado laxa ante un tipo de violencia al alza en España. Pero los partidos tienen precisamente ahora la posibilidad de enmendarlo, porque los delitos de odio llegan esta semana al Congreso de los Diputados.

Al PP le viene mal desmarcarse y apuntar con el dedo a Vox porque necesita a los de Santiago Abascal para sacar los presupuestos de la Comunidad de Madrid y retener la presidencia de la Junta de Andalucía, entre otros. Pero la Cámara Baja tiene la oportunidad de impedir que en España resulte tan barato ser nazi y propagar el odio en las calles.

En vídeo | Arte afín al nazismo

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente