Al contrario que los humanos, las sepias poseen recuerdos nítidos incluso en su vejez

·4 min de lectura
Las sepias comunes mantienen una memoria episódica clara y exacta hasta unos días antes de su muerte | imagen Wikipedia CC
Las sepias comunes mantienen una memoria episódica clara y exacta hasta unos días antes de su muerte | imagen Wikipedia CC

Con el paso del tiempo los recuerdos tienden a difuminarse y cada año se vuelven más borrosos. La memoria que recuerda experiencias pasadas sobre qué, dónde o cuándo, disminuyen paulatinamente durante el envejecimiento en los seres humanos. Se suele decir que la edad no perdona y una de sus más directas consecuencias es la inevitable pérdida de memoria… aunque es posible que existan otro tipo de animales para los que no resulte tan inevitable. Esta semana se ha publicado un interesante y curioso estudio en Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences en el que se muestra que las sepias comunes conservan recuerdos nítidos incluso en sus últimas semanas de vida.

Aunque aún no lo sabemos con total seguridad, la pérdida de memoria episódica relacionada con la edad se debe, en gran parte, al deterioro de la función del hipocampo en el cerebro. Teniendo esto en cuenta, un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, en colaboración con el Laboratorio de Biología Marina de Woods Hole en Massachusetts, se hicieron esta pregunta: ¿Qué ocurre con la memoria episódica en especies que no poseen hipocampo?

No se dejen engañar por las apariencias, las sepias se encuentran (junto a los pulpos) entre los invertebrados más inteligentes conocidos por la ciencia. Tienen grandes cerebros en relación con el tamaño de su cuerpo y son capaces de escapar de laberintos, aprender a resolver acertijos e incluso se ha demostradoque pueden practicar la “gratificación atrasada” dejando pasar alimentos si saben que, más adelante, obtendrán una mejor recompensa. Todas estas habilidades nos ponen sobre la pista de su memoria, pero este nuevo artículo es la primera vez que se han encontrado evidencias de un animal cuya capacidad de recordar eventos específicos no se deteriora con la edad.

“Las sepias pueden recordar lo que comieron, dónde y cuándo, y usar esto para guiar sus decisiones de alimentación en el futuro", explica la autora del estudio, Alexandra Schnell, en el comunicado de la propia Universidad de Cambridge. "Lo sorprendente es que, a pesar de mostrar otros signos de envejecimiento, las sepias no pierden esta capacidad con la edad". De hecho, en los experimentos y test realizados en el estudio y basados en la memoria episódica, a las sepias ancianas les fue tan bien (e incluso mejor) que a las sepias más jóvenes.

El equipo trabajó con dos docenas de sepias comunes, la mitad tenían entre 10 y 12 meses de edad (jóvenes) y el resto estaba cerca de su límite de vida cerca de los dos años. Los investigadores marcaron áreas específicas en el tanque de las sepias utilizando diferentes marcas en blanco y negro, y las alimentaron con un sabroso trozo de camarón o de langostino. Después de semanas de búsqueda de alimento, las sepias aprendieron cuándo y dónde estaban disponibles estos tipos de recompensas de comida. El siguiente paso fue mezclar los patrones de alimentación para comprobar si recordaban qué tipo de presa (camarón o langostino), en qué lugar y cuándo aparecía. Tanto las sepias viejas como las jóvenes recordaron qué tipo de presa, dónde y en qué momento ir a buscarla.

"Las sepias viejas eran tan buenas como las más jóvenes en estas tareas de memoria, de hecho a muchas de las más ancianas les fue mejor en muchas de las pruebas”, explica Schnell. No obstante, la gran memoria de la sepia también tiene sus límites y los investigadores descubrieron que unos días antes de su muerte las funciones de memoria y aprendizaje sufren un fuerte y rápido declive.

Las razones evolutivas de esta gran memoria y, sobre todo de la capacidad de conservarla hasta los últimos días de su vida, aún son un misterio pero los investigadores tienen una hipótesis interesante: dado que las sepias solo se aparean al final de sus vidas, mantener una memoria clara y unos recuerdos nítidos les ayudará a reproducirse con más éxito. Mientras llegan nuevos y más extensos estudios sobre el tema, quizá deberíamos plantearnos cambiar la célebre frase de “tener memoria de elefante” por una más acorde a las evidencias y decir “tengo memoria de sepia”…

Más artículos y noticias sobre animales sorprendentes en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Schnell, Alexandra K., et al. «Episodic-like memory is preserved with age in cuttlefish». Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, agosto de 2021, DOI:10.1098/rspb.2021.1052.

Alexandra Schnell “Ageing cuttlefish can remember the details of last week’s dinner” Nota de prensa de la Universidad de Cambridge

Corryn Wetzel “Unlike Humans, Cuttlefish Have Sharp Memories Even in Old Age” Smithsonian Magazine

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente