Junqueras sale de la cárcel para declarar en el Parlamento catalán

Oriol Junqueras habla ante la comisión del Parlamento catalán el 28 de enero de 2020 en Barcelona

Seis antiguos miembros de gobierno catalán encarcelados por el intento de secesión de 2017 salieron temporalmente este martes de la cárcel para comparecer en el Parlamento regional, donde fueron recibidos entre aplausos y gritos de "libertad".

Es la primera vez que se ve en público a estos dirigentes, entre ellos el ex vicepresidente Oriol Junqueras, desde que el Tribunal Supremo los condenara en octubre a altas penas de cárcel por sedición.

El gobierno catalán, que dispone de competencias penitenciarias, les concedió un permiso de salida para declarar en una comisión parlamentaria sobre la suspensión de la autonomía catalana decretada por Madrid tras la fallida secesión de octubre de 2017.

La policía se encargó de su traslado desde la prisión en coches sin distintivos y de su vigilancia en la cámara, con una discreta escolta de agentes de paisano.

Alrededor del edificio desplegaron un amplio cordón que impidió acercarse a decenas de militantes separatistas congregados para recibirlos.

En el Parlamento los esperaban el presidente regional catalán, Quim Torra, el presidente de la cámara, Roger Torrent y otros dirigentes separatistas, que rompieron en aplausos y gritos de "libertad".

Sus comparecencias suponen una tregua en la guerra interna entre los dos partidos separatistas que comparten el gobierno, Juntos por Cataluña de Torra y el expresidente regional Puigdemont, e Izquierda Republicana (ERC), de Junqueras.

Condición de Torra

Ambas formaciones escenificaron el choque el lunes en la sede parlamentaria, cuando ERC se negó a desobedecer un mandato judicial para retirar la condición de diputado regional a Torra, como pedían desde Juntos por Cataluña.

Liderados por Junqueras desde la cárcel, ERC apostó en los últimos meses por evitar los contenciosos con la justicia española y acordó con el gobierno socialista de Pedro Sánchez una negociación sobre la crisis catalana observada con recelo por sus socios de gobierno.

"Más independentista que yo no hay nadie (...) De la misma manera que somos los campeones de la causa de la República, también somos los campeones del diálogo", dijo Junqueras.

En su intervención, el líder separatista también advirtió que volverán a celebrar un referéndum, rechazado por los socialistas y la derecha española.

"Un referéndum de autodeterminación es una cosa normal y nosotros queremos volver a ejercerlo. Y lo volveremos a ejercer", afirmó.

Esta comisión parlamentaria fue creada por los separatistas para investigar los efectos de la intervención de la autonomía decretada en octubre de 2017 por el gobierno, entonces en manos de Mariano Rajoy. España vivió ese mes una grave crisis por la organización de un referéndum ilegal de autodeterminación.