Caos tras la sentencia del procés: vuelos y trenes cancelados, cargas policiales y agresiones entre ciudadanos

La sentencia del procés ha tenido un efecto inmediato en la movilización de la masa independentista en Cataluña. Poco después de conocerse el fallo del Tribunal del Supremo, que ha condenado a 13 años de cárcel a Oriol Junqueras y a penas de entre 9 y 12 años a Carme Forcadell, los Jordis y a cinco exconsellers por sedición en el "procés", el caos se ha empezado a adueñar en las principales vías catalanas, con el fin de provocar el desorden, como se aprecia en estas imágnes.

Se están cancelando vuelos en el Prat y el AVE ha visto interrumpido su servicio. Al menos una veintena de vuelos fue cancelada hasta la media tarde de este lunes. Se produjo por lo menos una detención. Además, se están registrando incidentes y hay vídeos en las redes sociales que recogen situaciones de gran tensión entre partidarios y detractores.

La plataforma Tsunami Democràtic ha llamado a paralizar la actividad del Aeropuerto de El Prat, donde ya se han producido cargas policiales, en protesta por la condena a los líderes del "procés", así como para reclamar al Gobierno de Pedro Sánchez que se avenga a negociar un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Esta plataforma -cuya dirección se mantiene en secreto- publicó un comunicado a las 13.00 horas en el que insta a la ciudadanía a acudir "de inmediato y por todas las vías posibles" a la terminal T1 del aeropuerto barcelonés para "paralizar" su actividad, "de acuerdo con la disciplina radicalmente no violenta y la tradición de desobediencia civil".

Tras conocerse la sentencia, Tsunami Democràtic ha publicado un mensaje en las redes sociales pidiendo a sus seguidores que se concentraran en la céntrica plaza Catalunya de Barcelona al mediodía para recibir más instrucciones a partir de las 13.00 horas.

Ha sido desde allí donde los concentrados han recibido la convocatoria, en la que se justifica el lugar escogido para hacer "oír en todo el mundo" y para "hacer visible a la opinión pública internacional" el rechazo a la sentencia del Supremo.

"Recomendamos venir preparado para pasar algunas horas fuera de casa y, por tanto, mejor llevar: ropa para la lluvia, comida, agua y calzado cómodo, además de radio convencional (no a través del móvil) y móvil con batería. Y una actitud no violenta indestructible", concluye el comunicado.

(Photo by LLUIS GENE/AFP via Getty Images)

Agresiones

Las calles de las ciudades catalanas están acogiendo diversas protestas. Se están registrando no solo algunas cargas policiales, sino también, según ha quedado de manifiesto en las redes sociales, enfrentamientos entre ciudadanos.

El servicio de tren de alta velocidad (AVE) quedó interrumpido en Girona a las 14:00 horas, después de que un centenar de manifestantes haya accedido a las vías fuera de la estación, que se encuentra protegida por un fuerte dispositivo policial.

Las personas que participaron en la protesta han cortado inicialmente el tráfico ferroviario convencional en la capital gerundense ante la imposibilidad de acceder a las instalaciones del AVE.

Posteriormente, recorrieron las vías del tren convencional en dirección sur hasta llegar a un punto donde pasan junto a las de alta velocidad.

En ese lugar, los manifestantes han saltado la valla y han ocupado las vías del AVE, según confirma Renfe, con lo que se interrumpe el tráfico en este transporte entre Barcelona y Figueres.

Los pasajeros llegan a pie al aeropuerto tras colapsarse la entrada a el Prat (Photo by LLUIS GENE / AFP) (Photo by LLUIS GENE/AFP via Getty Images)

Carreteras cortadas

Catorce de la veintena de carreteras catalanas cortadas a lo largo de esta mañana por independentistas en protesta por la sentencia del "procés" permanecían bloqueadas al tráfico a las 14.00 horas, según datos del Servei Català del Trànsit (SCT).

Además de estas vías afectadas por los cortes, llevados a cabo en su mayoría por miembros de Arran, la rama juvenil de la CUP, y por los Comités de Defensa de la República (CDR), otras tres vías sufren marchas lentas, entre ellas la AP-7 norte en Llinars (Barcelona).

Entre las carreteras que se encuentran cortadas a la circulación de vehículos hay vías importantes como la N-II, a la altura de Mataró (Barcelona), la N-240 en Valls (Tarragona) o la A2 en Ódena (Barcelona).

Las protestas independentistas afectan también a otras carreteras de la red viaria secundaria, como la C-16 y la C-17 en las localidades barcelonesas de Berga y Vic respectivamente; la C-15 en Pobla de Claramunt y en Igualada, ambas en la provincia de Barcelona; la C-37 en Querol (Tarragona); la C-59 en Moià (Barcelona); la C-63 en Santa Coloma de Farners (Girona); la C-66 en Bisbal de l'Empordà (Girona); y la GI-639 en Verges, la C-18 en Sant Cugat, en los túneles de Vallvidriera (Barcelona).

En cuanto a las marchas lentas, además de la AP-7, se encuentran afectadas la C-35 en Sant Celoni (Barcelona) y la C-31 norte en Playa d'Aro (Girona). EFE